Dada la complejidad de la nueva jerarquización de vías de la propuesta, y sabiendo de antemano la CONTROVERSIA que ésta generará entre los conductores de vehículos a motor principalmente, ya que a nadie nos gusta que se nos prive de derechos que hasta ahora creíamos poseer, se busca una HERRAMIENTA que sirva como puente entre la situación actual y la situación futura.

La CICLOVIA parece, a priori, la herramienta perfecta; es una actividad ya IMPLANTADA CON ÉXITO en la ciudad de Alicante, con un recorrido de 4 EDICIONES que  acoge mayor cantidad de acontecimientos y de participantes en cada una de ellas. Además de su testada aceptación entre la ciudadanía, ha sido capaz de VENCER LAS POLÉMICAS que han surgido entorno a su celebración, principalmente derivadas de las “molestias” causadas por el corte del tráfico a lo largo de su trazado, situado en una de las vías de mayor afluencia en Alicante. Otro punto a su favor reside en su COSTE CASI NULO, los recursos humanos necesarios para su desarrollo son en su mayoría procedentes de la plantilla del Ayuntamiento, mientras que los recursos materiales, prácticamente inexistentes, proceden de los PATROCINADORES que además de ofrecer un servicio al ciudadano aprovechan el evento para promocionarse o publicitarse.

Evidentemente todo evento o actividad tiene su CRÍTICA, en el caso de la CicloVía radica en el CORTO PERÍODO de tiempo en el que se desarrolla. Debido a su actual UBICACIÓN, indudablemente inmejorable, su desarrollo se limita al período comprendido entre los meses de Noviembre-Abril (en el mejor de los casos), cancelándose incluso en ese período cuando coincide con otros eventos tales como procesiones, festivales, ferias… desarrollados en el entorno de su trazado. Asociaciones ciclistas y usuarios de la Ciclovía se han quejado para pedir una solución a este problema, y poder disfrutar de ese nuevo espacio de la ciudad DURANTE TODO EL AÑO.

Por tanto mi propuesta de IMAGEN URBANA del nuevo sistema de ciclotransporte de la ciudad de Alicante, partirá de potenciar los efectos beneficiosos de la Ciclovía e intentar solventar las críticas, es decir, generar CICLOVÍAS ALTERNATIVAS en la ciudad, donde poder realizar la actividad durante todos los DOMINGOS Y FESTIVOS del año. De este modo, al disponer de varias ubicaciones, además de descubrir otros espacios de la ciudad, se va creando en la población una conciencia de que el coche no es imprescindible para ciertos desplazamientos, que las calles sin coches (aparcados y circulando) se viven de otra manera y que una nueva realidad de MOVILIDAD SOSTENIBLE es posible.

Con todo esto, sumado al resto de MICROINTERVENCIONES propuestas en la fase 3A, se pretende crear la ATMÓSFERA ADECUADA para aceptar la nueva jerarquización de vías, o al menos, encontrar menos reticencias para su implantación.

Anuncios