Una librería gratuita al aire libre, construida gracias a la labor de una asociación de vecinos de un barrio de Magdeburg, ha reforzado el tejido social de un área decadente en el Este de Alemania.

La desaparición de la república democrática Alemana en 1989 implicó un cambio en el modelo productivo, del que muchas ciudades no se han recuperado todavía. El proyecto pretende revitalizar un área en una de estas ciudades abandonadas tras la desaparición del viejo tejido industrial. El empeño y la implicación de los ciudadanos han permitido levantar esta biblioteca comunitaria que sirve de icono para la nueva época que comienza.

1 

El Contexto: Magdeburg

Al igual que muchas otras zonas post-comunistas en la antigua Alemania del Este, el sureste de Magdeburg es una zona urbana caracterizada por una economía en declive, naves industriales abandonadas y solares sin uso. Se trata de una de las llamadas “shrinking cities“, en las que la población ha disminuido considerablemente a lo largo de los últimos 30 años.

En 1989 vivían en ella cerca de 280.000 habitantes, hoy en día la cifra ha descendido a aproximadamente 230.000, con un alto porcentaje en desempleo. En Salbke, un barrio en el centro de la ciudad de Magdeburg, los edificios se encuentran prácticamente impolutos, pero en su mayoría, desocupados (hasta en el 80% del suelo edificado). Cada vez más tiendas lucen el cartel de “cerrado”, y los solares vacíos se encuentran abandonados y descuidados.

2

La vieja biblioteca del distrito de Salbke, fue demolida hace décadas, dejando un solar vacío en un espacio triangular, en la intersección de la Calle Mayor con Blumenbergers.

30

Agentes Implicados

En primer lugar, los vecinos y residentes, de los que parte la idea de asociarse con el equipo de diseño y proponer soluciones para mejorar el espacio público de su barrio. Se trata de un grupo de ciudadanos que comprende la importancia de generar nueva actividad en las calles de su ciudad, con el fin de liderar un cambio en una situación que cada vez iba a peor.

El compromiso de estos vecinos fue total desde el principio del proceso hasta el final, comenzando por una simple donación de libros, hasta la elaboración de una maqueta del edificio, y la realización de talleres para la consecución de un diseño final.

En segundo lugar, el Gobierno Federal de Alemania se da cuenta de que la tasa de ocupación de suelo en la ciudad está decreciendo progresivamente. Desde entonces se encargará de hacerse hueco de la situación, y pone a disposición de la ciudad a una serie de técnicos, entre los que se encuentra KARO* Architekten.

El gobierno encargó el proyecto a KARO* Architekten por ser arquitectos de la zona, y debido a su experiencia en la reutilización de espacios en desuso (acababan de terminar un proyecto de rehabilitación de un almacén industrial en Leipzig). El equipo de arquitectos no se tomó la tarea como un encargo de diseño, sino como un encargo de gestión de una necesidad.

KARO* ni siquiera presentó una idea de proyecto a los vecinos cuando contactaron con ellos por primera vez, sino que serían los vecinos los que deberían determinar qué hacer con su espacio público.

Por último, existieron diversos colectivos y empresas que ayudaron al avance de la propuesta, como por ejemplo una fábrica de cervezas local, que cedió 2.000 cajas de cerveza para la construcción de una maqueta.

Estrategias de Activación (Cronología)

Cuando la ciudad finalmente se dio cuenta que algo había que hacer con el sureste de Magdeburg, arquitectos municipales e invitados visitaron la zona para ver cómo podían mejorar la calidad del espacio público.

KARO* Architekten fueron seleccionados para realizar un proyecto básico de diseño de tres parcelas en el centro de Salbke. A  principios de 2005 se asociaron con un grupo de ciudadanos, que actuaron no sólo como su contacto en el barrio, sino como parte integral de su equipo de diseño desde el principio.

31

Comenzaron el proyecto “City on Trial”, usando una vieja panadería abandonada en el centro de la ciudad de Magdeburg como centro de operaciones. Trabajando con los vecinos, el equipo comenzó a pedir donaciones de libros a la comunidad, y realizaron talleres con el fin de trabajar en el diseño de una nueva biblioteca, permitiendo a los vecinos dar su opinión.

El diseño fue seleccionado en dichos talleres, y se construyó una maqueta a escala 1:1 usando 2000 cajas de cerveza, que fueron prestadas por una compañía local de bebidas. Gracias a la colaboración de los vecinos, el experimento se ejecutó en un sólo fin de semana, y permitió comprobar de forma física cómo encajaría en el solar.

1. Estado inicial del solar _ 2. Realización de Maqueta 1:1 _ 3. Biblioteca Permamente

1. Estado inicial del solar_2. Maqueta Escala1:1_3. Biblioteca Permanente

La creación de esta nueva “biblioteca temporal” alojada en la vieja panadería comenzó en Octubre de ese mismo año, con el propósito de obtener apoyo para conseguir la construcción de un equipamiento permanente. Se proponían lograr dicho objetivo mediante la unión de la comunidad, y atrayendo la atención de las autoridades locales y nacionales.

Las nuevas estanterías de la biblioteca temporal fueron llenadas de libros, y su inauguración fue celebrada con un concurso de poesía y relatos de escritores, el primero en toda la historia de Salbke.

La biblioteca solamente permanecería activa dos días. Sin embargo, tras la experiencia, los residentes decidieron mantener la vieja panadería abierta como un “café de lectura” permanente.

Un año después, la colección de libros de la panadería había crecido hasta superar los 10.000 ejemplares. El sistema de préstamo de la librería estaba basado en la confianza – no requería ningún tipo de registro, y los usuarios podían coger y devolver libros a cualquier hora.

11

Con el paso del tiempo, la gran acogida de la iniciativa obtuvo como recompensa la necesaria subvención (de unos escasos 325.000 euros) del gobierno federal, para la construcción de una “biblioteca al aire libre” permanente, en 2008.

Tras una reunión con la comunidad de vecinos, quedó claro para los arquitectos de KARO que el reciclaje de materiales usados con anterioridad para la construcción de la biblioteca permanente era muy importante para los residentes de Magdeburg. Por esta razón, las piezas prefabricadas de un almacén recién demolido, construido en 1966, fueron recicladas para conformar la fachada del nuevo edificio.

Detalle de Piezas de Fachada

Detalle de Piezas de Fachada

El edificio se construyó entre 2008 y 2009, y ocupa una superficie de 488 m2. El muro principal de la estructura está dotado de estanterías para los libros, y un espacio verde en el que los vecinos pueden leer al aire libre. Una zona elevada alberga una cafetería, y ofrece un escenario donde la escuela municipal celebra lecturas públicas, conciertos y otros eventos comunitarios pueden ser llevados a cabo.

El “café de lectura” de la panadería todavía aloja la mayor parte de la colección de libros – ahora más de 35.000 – y la biblioteca al aire libre funciona como un centro comunitario donde la gente puede leer y compartir.

Espacio interior

Espacio interior

El diseño como “biblioteca al aire libre” y el sistema de confianza de la misma sugieren nuevos ideales de transparencia y cooperación vecinal en Magdeburg. La fachada reciclada es un símbolo del proceso de transición entre lo viejo y lo nuevo, y permite reubicar, mediante su transformación, estructuras del pasado.

Aparte de abaratar la construcción y de evitar el consumo energético de la climatización, la ausencia de cubierta y de cerramientos supone la aparición de una forma cercana y responsable de usar un equipamiento público.

Éxitos y fracasos: Origen y deriva

A pesar de todos estos cambios positivos, la biblioteca ha tenido que soportar recurrentes actos de vandalismo por parte de bandas de jóvenes del vecindario, que se reúnen para beber y deterioran la infraestructura por las noches. En Marzo de 2011 la biblioteca fue asaltada y deteriorada hasta tal punto que el equipamiento tuvo que permanecer cerrado temporalmente.

Tras la intervención, los profesionales que asesoraban a los vecinos abandonaron Magdeburg, y los residentes se hicieron exitosamente con la gestión del proyecto, lo que nos permite pensar en el prometedor papel que la librería tendrá en el barrio en un futuro.

14

Es muy pronto para determinar el impacto de este experimento. Los actos vandálicos mencionados, provocaron momentos de desánimo en los líderes de la iniciativa. En cualquier caso, por primera vez en años, algunas viviendas en Salbke han sido vendidas recientemente, y la renovación del distrito está en marcha.

Por otra parte, el diseño del proyecto ha sido galardonado con el “Brit Insurance Design of the Year” en su edición 2.011 en la categoría de arquitectura, y que otorga anualmente el Design Museum, con sede en Londres.

Sostenibilidad Social

Normalmente, en un proyecto de estas características, un arquitecto/urbanista visita el lugar, desarrolla un diseño urbano, lo realiza, es inaugurado, y se va.

En este caso, la comunidad de vecinos fue el motor de la iniciativa, en la que el arquitecto juega un papel de mediador y traductor. El arquitecto no presenta un diseño definitivo, sino que realmente le pregunta a la gente y realiza talleres para que le ayuden en el diseño. Esto hace que la biblioteca empiece a funcionar antes de ser construida, ya que la biblioteca no es el edificio, sino el conjunto de libros, y de personas que tienen la voluntad de usarlos y compartirlos con sus vecinos.

17

Sostenibilidad Económica

El presupuesto del que parte el proyecto de la biblioteca es nulo. La voluntad de los vecinos por crear un fondo bibliográfico, y la apropiación de un espacio (la panadería) para la lectura, ponen en marcha el proceso. Son los vecinos los que, junto con los diseñadores de la propuesta, hacen ver al gobierno federal que es necesaria una biblioteca en Salbke. Tras cuatro años reuniéndose en la biblioteca temporal, el gobierno decide escucharles, y otorgarles la subvención necesaria para la realización del proyecto.

1

Sostenibilidad Medioambiental

Como cada una de las decisiones del proyecto, los ciudadanos también intervinieron en la sostenibilidad medioambiental de la propuesta. Decidieron que la reutilización de materiales era imprescindible, ya que el área tiene gran cantidad de edificios abandonados, de los que se puede aprovechar una gran cantidad de material. La fachada está recubierta por materiales obtenidos de un viejo almacén cercano, y las estanterías del archivo (que aún se encuentra ubicado en la vieja panadería), también son elementos reutilizados.

Sostenibilidad Cultural

La cultura es el pilar sobre el que se asienta todo el proyecto. Los vecinos sienten la necesidad de compartir sus libros, y de enriquecer sus vidas por medio de la lectura. La lectura no es sólo un acto de culturización, sino también de socialización. La lectura les sirve como excusa para compartir su tiempo con los vecinos, y también sus conocimientos e inquietudes.

El intercambio de libros genera un trasvase de conocimiento entre los ciudadanos que resulta realmente positivo para el desarrollo de la zona. Además, la biblioteca no solo se usa como tal, sino como espacio de estancia al aire libre, escuela, y alberga eventos culturales. Los pocos vecinos que viven en el barrio, pueden comenzar a descubrir intereses comunes, que poco a poco van mejorando la vida en el barrio.

Con el fin de acabar con el vandalismo, se promueven actividades destinadas a los jóvenes, de manera que se identifiquen con la función que la biblioteca desarrolla en el barrio, y así aprendan a cuidarla. Uno de los eventos con mayor acogida fue el de pintar los zócalos de la biblioteca con graffiti. De esta manera, los jóvenes lo sienten como algo suyo, algo que se debe respetar.

28

Conclusión

No podemos esperar cambiar la situación económica y social de un barrio o ciudad mediante una única intervención en el espacio público. Sin embargo, ciertas actuaciones ayudan a estabilizar y promover en gran medida las relaciones sociales existentes, y permiten a todos los estratos de la sociedad de un barrio unirse y discutir sobre el medio que comparten.

El gran logro de este proyecto es que surgió de los ciudadanos, y que ellos son los que, todavía hoy, continúan gestionándolo y haciendo posible la existencia de esta biblioteca al aire libre.

Fuentes:

“Testify! The Consequences of Architecture” NAi Publishers

“STRATEGY PUBLIC Landscape Urbanism Strategies” a+t Architecture Publishers

archdaily.com

iaminformed.wordpress.com

inhabitat.com

e-architect.co.uk

arhitext.com

architonic.com

mascontext.com

Anuncios