El ayuntamiento de Madrid, con el objetivo de recuperar la ribera del Manzanares, incorporando los terrenos liberados al soterrar la circunvalación M-30, decidió convocar un concurso internacional de ideas que sirviera también para reavivar el debate sobre el espacio público en las ciudades.

El concurso estaba organizado en dos fases; la primera de ellas, de carácter abierto, concluyó con la selección de dos proyectos presentados por equipos madrileños: el de José María Ezquiaga y el dirigido por Ginés Garrido –formado por los estudios de Burgos/Garrido, Porras/La Casta, y Rubio/Álvarez-Sala, junto con los paisajistas holandeses de West 8-. Ambos proyectos se sumaron a una segunda fase para competir con los de los seis estudios que concurrían por invitación: Peter Eisenman, Herzog y de Meuron, Dominique Perrault, Sejima y Nishizawa, Juan Navarro Baldeweg y Martínez  Lapeña y Torres.

Finalmente resultó ganador el equipo de Garrido, con una propuesta “de clara vocación ecológica que persigue como objetivo fundamental recuperar la continuidad de los bosques próximos a Madrid, generando un sistema ininterrumpido de áreas verdes en el cual el rio funciona como elemento vertebrador en la recomposición de un territorio hoy fragmentado” 1

Impresión de fax de página completa

En junio de 2008, el Área de Gobierno de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid presentó un plan para la recuperación del Río Manzanares, restaurando el hábitat natural del entorno para el disfrute de los residentes. Titulado Proyecto de MadridRío, el plan se hizo realidad gracias al proyecto Calle 30, iniciado en Septiembre 2004, por el que se soterraba la autovía de circunvalación M30.  El río y sus orillas se han transformado en un parque y en un amplio paseo, facilitando el acceso al río a los residentes que antes estaban separados de éste por la vía.

Objetivos y antecedentes

Los proyectos Madrid Río y Calle 30 se desarrollaron paralelamente para recuperar 101 hectáreas de parque lineal, permitiendo la creación de un corredor ecológico con una superficie total de 2,961 hectáreas de tierra en Madrid.

En los años 70, Madrid se había convertido en una de las ciudades europeas más desarrolladas y construyó una vía de circunvalación que rodeaba la ciudad y se destruyeron las riberas del río.

En 2004, el Gobierno de la Ciudad de Madrid decidió revertir esta situación y desarrollar un plan para volver a conectar el río con el centro urbano, soterrando la autovía y recuperando el paisaje natural con zonas verdes y jardines.

El objetivo principal del Proyecto Madrid Río era recuperar el río y las riberas colindantes como parques y espacios verdes para los residentes. Los objetivos incluían:

– Crear nuevos espacios verdes en las riberas del río Manzanares.

– Comprometer a los ciudadanos de Madrid en el desarrollo de este nuevo espacio público, alentando la participación ciudadana y proporcionando información sobre cómo los proyectos pueden vincularse a otros aspectos culturales, deportivos y de ocio de la ciudad.

– Mejorar la integración urbana entre el centro de la ciudad y los distritos del sur y el oeste, transformando el río Manzanares de una barrera en un punto de encuentro para los ciudadanos, conectando residentes e instalaciones.

– Mejorar las condiciones del agua del río y asegurar que no se viertan productos tóxicos, reduciendo la contaminación.

– Mejorar la movilidad, liberar el centro de la ciudad del exceso de tráfico, reduciendo la duración de los trayectos y la accidentalidad.

Ambos proyectos se diseñaron para revitalizar las zonas deterioradas y abandonadas de Madrid y recuperar la belleza perdida de la ciudad.

 

Propuesta ganadora

Impresión de fax de página completa

Dirigida por Ginés Garrido y formado por una asociación de estudios de arquitectura de Madrid: Mrío arquitectos (Burgos & Garrido, Porras & La Casta y Rubio & Álvarez-Sala) en colaboración con el estudio holandés West 8. Su principio fundamental  es conectar  Madrid con los valiosos territorios exteriores que la circundan (entre los que destacan el monte del Pardo al norte y las fértiles vegas cultivadas al sur). El sistema de infraestructuras y anillos que encerraban la ciudad, hacían imposible la conexión continua entre el paisaje urbano y el medio natural. Con el desarrollo de la propuesta, el río Manzanares se convierte en el punto de conexión entre ambos entornos, mediante la construcción de un corredor arbolado en su ribera y la implantación de diversos puentes y pasarelas  que enlazan transversalmente los barrios y superan las principales infraestructuras de tráfico que imposibilitaban el contacto.

Impresión de fax de página completa

Tal y como los propios arquitectos explican:

Enfrentarse al problema que se nos presenta puede abordarse por el camino erróneo, pensando que el río es un accidente de la ciudad. Nada más lejos de la realidad, la ciudad es uno de los eventos propios del río. La propuesta responde a esta dimensión y actúa desde una esfera geográfica, entendiendo que se va a negociar con un continuo biológico, un vector que no se puede segregar según el viejo binomio rural-urbano.

El curso del agua y su área de influencia, el campo biológico que el río genera, presenta una secuencia de acontecimientos que muchos de los habitantes de la ciudad no conocen ni pueden intuir. Este campo activo, la vega del Manzanares, deberá valorarse del norte al sur, desde la sierra con nieves que pueden persistir en abril, hasta las llanuras que parecerían retazos del desierto, cerca de su desembocadura. Es indispensable considerar toda esta unidad como objeto de estudio y ámbito de la propuesta. Cualquier otra delimitación se antoja falta de vista, casi ciega ante una realidad prometedora.

1306397808-plano-territorial-502x700

Fabricando un paisaje

La red de paisajes que enlaza la cuenca del río está constituida por múltiples eventos de complejidad variable, algunos sobrecogedores como las afloraciones rocosas de La Pedriza, la densa dehesa de El Monte de El Pardo o la vega fértil en las proximidades del Jarama. Este organismo diverso e intenso debe ser ofrecido a la ciudad como valor del que ésta podrá participar si las conexiones vehiculares adquieren el mismo grado de continuidad que el propio río.

El paisaje de Madrid quedará incorporado al paisaje del Manzanares, la ciudad se abrirá desde su centro hacia el medio natural. Centro que se entiende hoy como la intersección entre tejido construido y el campo biológico del río. Los bordes de ésta intersección se ablandan o endurecen para crear relaciones de proximidad entre el agua, la ribera, el antiguo arrabal de la margen derecha y la ciudad histórica situada en la izquierda. No se trata de proponer el tratamiento del borde de un canal sino de trabajar sobre un perfil en el que se implica lo natural, lo artificial, lo amplio y lo constreñido, donde lo importante no es tanto el transcurso de la hebra de agua como la ancha zona húmeda que esta produce.2

 Impresión de fax de página completa

Puesta en marcha. Fases y calendario de actuaciones

Este plan de transformación urbana se configura en dos fases:

Fase 1: Proyecto Calle 30  — La planificación y construcción del túnel urbano más largo del mundo, soterrando la vía de circunvalación M30, que forma un anillo alrededor de la ciudad, e instalando sistemas de ventilación de filtro para eliminar la contaminación producida por los vehículos que circulan por el túnel.

Fase 2: Proyecto Madrid Río – El diseño e implementación de un nuevo parque lineal a lo largo de las orillas del Manzanares que vuelve a conectar los dos lados de la ciudad y permite el acceso peatonal al río.

Madrid Río crea un eje medioambiental desde el Monte del Pardo a Getafe y recupera la zona para crear nuevo espacio verde, parques, zonas infantiles y espacios de recreo. Integra también un nuevo parque urbano con los parques ya existentes y crea un corredor ecológico que suma 2.961 hectáreas.

El Proyecto Calle 30 involucraba cinco elementos principales:

1. Construcción de un nuevo túnel de 4,5 Kilómetros, a lo largo de las orillas del río y 1,5 kilómetros bajo la Avenida de Portugal.

2. Construcción de un nuevo túnel de 3,8 kilómetros en la intersección norte, pospuesto para una segunda fase.

3. Renovación de todas las intersecciones con las autovías nacionales.

4. Creación de 6 nuevas salidas y rutas de acceso a lo largo del anillo.

5. Construcción de un túnel doble de circunvalación de 3,5 kilómetros de longitud, conectando los lados este y oeste de la ciudad.

El Proyecto Madrid Río implica 142 planes individuales, clasificados en cinco categorías:

  • Medias de continuidad: Planes para facilitar la accesibilidad como el Salón de Pinos o la renovación de la Avenida de Portugal.
  • Espacios abiertos: Planes de reforestación y creación de una cubierta de árboles y la designación de áreas protegidas.
  • Río: Planes para hacer el río Manzanares más accesible, a través de puentes, pasarelas, muelles y pontones.
  • Servicios urbanos: Planes para proporcionar equipamiento y hacer  posible la realización de actividades como deportes, programación educativa, eventos culturales y  servicios sanitarios. También renovar las instalaciones existentes.
  • Carreteras: Planes para mejorar la red de carreteras,  fijar nueva  señalización, proporcionar un mayor acceso peatonal a través de aceras, construir carriles bici y proporcionar espacio para aparcamiento.

El Proyecto Madrid-Río implica los siguientes planes de construcción:

  • Se han creado 54 kilómetros de vías peatonales con 30 kilómetros de nuevas sendas ciclistas.
  • 33 puentes, presas y pasarelas: 6 puentes renovados, 13 antiguas presas y pasarelas rehabilitadas, y se han construido 12 nuevas pasarelas para peatones y ciclistas, que se han añadido a los dos ya existentes y los dos puentes de senderos.
  • Puentes de piedra históricos, tales como el Puente de Segovia, el Puente del Rey y el Puente de Toledo, han sido restaurados.
  • Un paseo verde de 6 kilómetros de longitud y 25 metros de ancho en la orilla oeste del Paseo de los Pinos.
  • Se han plantado más de 33.550 y se ha creado una amplia zona verde urbana para unirse a los jardines del Campo del Moro (cerca del Palacio Real) y la Casa de Campo, así como 460.054 nuevos arbustos.
  • 17 nuevas zonas de juegos infantiles, tres espacios para personas mayores y 253.601 m2 diseñados para uso deportivo, incluyendo 43 campos deportivos y un nuevo embarcadero para embarcaciones de remos.
  • Creación de nuevos centros culturales.
  • Varias zonas en las orillas del río se ampliaron para actuar como presas.

Se ha mejorado la calidad del agua en el río Manzanares,  por la construcción de 13 nuevos kilómetros de canalizaciones, 27 tanques de tormentas y mejoras en las plantas de alcantarillado alrededor del río. Esto permitirá finalmente la creación  de una playa cerca de Matadero de 11.280 metros de redes de agua renovada y 5 depósitos de agua reciclada con una capacidad diaria de 5.200 metros cúbicos.

Madrid Río lleva aparejado un número de cambios significativos para las calles de la ciudad, especialmente para aquellas que finalizan en el río, dándoles continuidad e incrementando el número de zonas para pasear. Se ha instalado nuevo mobiliario urbano, proporcionándose 250.000 m2 de nuevos espacios de programación cultural, social y sanitaria, junto con nueve zonas de aparcamientos para residentes con un total de 4.303 plazas.

En 2010, una segunda fase del Proyecto de Madrid Río Project empezó con un programa de acercamiento a los ciudadanos, de tres meses de duración, al que se invitó a representantes de la ciudad a comentar y participar en la expansión del proyecto. La ciudad se concentró en nuevas colaboraciones público privadas con empresas madrileñas, en particular del sector de la construcción e infraestructuras, para incorporarles al desarrollo de infraestructuras y remodelado de los edificios adyacentes.

 

Estrategias o unidades del paisaje

Las mejoras llevadas a cabo pueden clasificarse partiendo de tres grandes estrategias, diferenciadas entre sí gracias a su carácter longitudinal, transversal y puntual:

estrategias

El Salón de Pinos

Se dispone de un corredor que discurre por la margen derecha del río. Es la estructura de continuidad fundamental que recorre la totalidad del parque longitudinalmente. Está construida sobre los túneles en su práctica totalidad y tiene un ancho medio de 30 metros y 6 km de longitud.

planta general copy

Sobre la losa de hormigón que cubre el paso de los automóviles se han plantado más de 9.000 unidades de diferentes especies de pinos, de diversos tamaños, formas y agrupaciones con un marco de plantación forestal. Los ejemplares han sido seleccionados fundamentalmente en campos en los que hubiese posibilidad de extraer plantas con morfologías naturales (troncos no lineales, troncos dobles, troncos inclinados, etc.) De este modo se obtiene una prolongación controlada de los pinares de la sierra situada al norte de Madrid que parecen extenderse hasta el confín de la ciudad. Este paseo se encuentra frecuentemente con estructuras de gran valor urbano o patrimonial. Dos ejemplos simbólicos de esta intersección son los puentes históricos de Segovia (1582) y de Toledo (1732). En estos enclaves el salón reacciona como espacio de estancia, ampliando sus límites y ofreciendo un diseño específico, con árboles de ribera de hoja caduca y alineaciones de setos y bancos de piedra. Las actividades integradas en el salón se incorporan con un lenguaje coherente con su carácter forestal. Un claro ejemplo de este procedimiento lo forma el conjunto de áreas de juegos infantiles, diseñado específicamente como un sistema completo de formas naturales.

La Escena Monumental

Se crea un nuevo escenario monumental que enlaza de manera definitiva el centro histórico (representado por el Palacio Real y la cornisa elevada de la ciudad) con el mayor parque de Madrid (la Casa de Campo, de más de 1.600 hectáreas). Proponiendo diferentes soluciones afrontando con extremada atención el contexto en el que se sitúan.

actuacion 2

La vinculación del centro histórico y el barrio de La Latina con la Casa de Campo ha estado vedada a los peatones de forma secular. El nuevo contacto, que ya es posible por la desaparición de los automóviles bajo tierra, ha sido resuelto con diversas intervenciones que asumen el carácter monumental y panorámico de esta zona, en la que el zócalo elevado del Palacio Real (germen primigenio del nacimiento de la ciudad) contacta con el río. Se han propuesto diferentes soluciones afrontando con extremada atención el contexto en el que se sitúan: La “Explanada del Rey”, explanada abierta pavimentada con un gran patrón figurativo y que sirve de gran atrio ante la Casa de Campo. La huerta de la partida, que es un recinto cerrado en el que se han plantado diferentes retículas de árboles frutales (perales, manzanos, moreras, granados, higueras, nogales, avellanos, etc) acoge un extraordinario mirador de la cornisa. La avenida de Portugal, convertida en un bulevar pavimentado por calceteiros portugueses y poblado por cuatro especies de cerezos, permite la contemplación de una espectacular floración que se alarga más de un mes en primavera. Por último, los jardines de La Virgen del Puerto, en la otra margen del río, estructurados mediante la disposición de parterres orientados según los ejes de los principales acontecimientos urbanos del área: el puente de Segovia, el puente del Rey, la avenida de Portugal y la puerta del Rey que ha sido restaurada y resituada según los datos disponibles en la cartografía histórica de Madrid.

La Ribera del Agua. Arganzuela y Matadero

En tercer lugar, La Rivera del agua, que incluye tanto el Parque de la Arganzuela como el centro de creación contemporánea del Matadero. El parque representa la mayor superficie de ajardinamiento intensivo de la margen izquierda del río. Se ha concebido como un gran espacio en el que el río se ha retirado dejando su huella ancestral. Por ello está organizado con diferentes líneas que se entrecruzan, dejando entre sí espacios para distintos usos.

zona actuacion

En la Margen izquierda del cauce la ciudad se separa del río. El ejemplo más importante de la propuesta en esta orilla es el nuevo Parque de la Arganzuela, construido sobre antiguas dehesas de pasto de uso comunal. En este entorno se construyó el Matadero Municipal, notable ejemplo de arquitectura posindustrial de la segunda década del s. XX. Con el soterramiento de la autopista, Madrid dispone ahora en este punto de 33 hectáreas de espacios libres que forman el mayor parque del proyecto. Éste se ha concebido como un gran espacio en el que el río se ha retirado dejando su huella ancestral. Está organizado con diferentes líneas que se entrecruzan, como surcos por los que pasó el agua, dejando entre sí espacios para distintos usos. Estas líneas, de carácter marcadamente longitudinal, son los caminos de distinta especie que recorren el espacio de norte a sur.

Un camino más plano y ancho (el Camino Rápido), otro más sinuoso y de pendiente variable (el Camino Lento) y una franja empedrada de márgenes frondosos (el Arroyo Seco), que vertebra el centro del parque. La construcción del espacio se plantea como una gran arboleda que contiene varios paisajes, algunos más naturales y otros más construidos, configurados por una variación de especies, alturas, densidades y texturas. De este modo el parque, concebido como un retazo de la cuenca del río, incorpora tres áreas botánicas: bosque mediterráneo, bosque atlántico y fronda de ribera. El carácter de estos paisajes interiores está relacionado con los trazados longitudinales del parque, con árboles que siguen los caminos y las sendas, con sotos y bosques que emergen sobre la topografía. La textura boscosa se intercala con las superficies plantadas de aromáticas entre los caminos y el Arroyo Seco. Siguiendo la orilla izquierda del río, se dispone una franja húmeda y verde, con una pradera de césped que se inclina hacia el agua. Una constelación de fuentes ornamentales y un conjunto de tres láminas elípticas de agua pura introducen este elemento como materia narrativa que relaciona las distintas asociaciones de vegetación. Las líneas entrelazadas que estructuran el parque permiten la formación de recintos en los que se han situado importantes instalaciones para el recreo al servicio de los usuarios de todas las edades. En él se incluye un campo de fútbol 11, dos pistas de patinaje y tres importantes conjuntos de juegos infantiles. El parque así mismo incorpora el conjunto dedicado a la creación de arte contemporáneo de Matadero, como una gran dotación cultural que vive dentro de él. El diseño de los trazados permite entender la relación entre Matadero y el parque como un continuo entre el río y la ciudad.

El sistema de puentes sobre el río

Todo ello se complementa con un sistema de puentes para promover la circulación transversal y evitar el antiguo aislamiento de las dos orillas, que se resuelve con 11 nuevas pasarelas que cruzan el río, añadidas a las 22 preexistentes suman en total 33 puentes y pasarelas a lo largo del parque.

puente de segovia_parque de Arganzuela

La implantación de puentes sobre el Manzanares se lleva a cabo como una estrategia global, es decir, como un conjunto en que cada elemento resuelve problemas puntuales detectados en el entorno próximo, pero también forma parte a su vez de un sistema integral de conectividad transversal de acuerdo con la relación entre la ciudad y el río. Las unidades de este conjunto son de diferente carácter: puentes y presas rehabilitados o reciclados, puentes rodados existentes acondicionados al nuevo sistema de tráfico ciclista y peatonal, puentes singulares que constituyen hitos en el recorrido del río, pasarelas funcionales situadas en los nodos de máximo transito transversal y puentes de grandes luces que enlazan los recorridos del parque con los territorios exteriores a la ciudad al norte y al sur, haciendo realidad la principal aspiración territorial del proyecto.

Entre los puentes existentes destaca la operación llevada a cabo con las siete presas que han sido convertidas en pasarelas peatonales a través de su restauración integral y la incorporación de un tablero de madera accesible. En segundo lugar dentro de esta serie, se debe destacar el reciclaje del puente rodado de la M-30 que cruzaba el río al sur del Puente de Segovia, reconvertido en un puente peatonal y ciclista que incorpora un talud plantado con pinos.

Coste

A pesar de estar incluido en el presupuesto municipal, se requirieron más recursos y surgió la necesidad de crear un modelo de financiación alternativo. Fue entonces cuando se creó Madrid Calle 30 como empresa pública que se transformaría posteriormente en socio privado. Durante las fases de planificación y construcción, personal técnico municipal  trabajó en el Proyecto Calle 30.

El presupuesto total del Proyecto Calle 30 fue de 3.7 billones de euros

El presupuesto total del Proyecto Madrid Río fue de 370 millones de euros, proporcionados en 42,85% por el Ayuntamiento de Madrid, 54% por el Gobierno de España y 3,15% por fondos europeos.

 

Beneficios del proyecto

Económicos

  • La tasa general de accidentes cayó casi al 50%, lo que puede estimarse como un ahorro de 770 millones de euros en términos de cuantías de seguros, impuestos, etc.
  • Al ampliar la capacidad de la M30 y sus mejorar conexiones Se estima un ahorro anual de 4,4 millones de euros, en términos de horas de trabajo.

Medioambientales

  • Disminución de la contaminación acústica general.
  • Descenso de los atascos debido a una mejora de la fluidez del tráfico, y como consecuencia, menores emisiones de gases de efecto invernadero. Aproximadamente se ahorran 12 millones de litros de gases al año.
  • En 2007, las emisiones de gases de efecto invernadero (dióxido de carbono CO2) descendieron 35.000 toneladas. Las emisiones seguirán reduciéndose hasta llegar a un ahorro proyectado de 64.800 toneladas en 2037. El descenso en emisiones de gases implicó un ahorro de 5,5 millones de euros en 2007 y se espera un ahorro de 10,1 millones de para 2037.
  • Establecimiento de al menos 101 hectáreas de parques para uso público, en torno al río Manzanares para hacer al río más accesible y mejorar las zonas de parque con 3.059 toneladas de conjunto de emisiones de CO2 por año.

Sociales

  • La M-30 era una línea divisoria entre Madrid y sus vecinos. Después  de completarse el proyecto, se conectaron zonas residenciales y se establecieron nuevos puntos de encuentro. En general, la calidad de vida ha mejorado.
  • Las líneas de autobuses se han trazado nuevamente, siendo más eficientes ahora, lo que ha sido posible, gracias al soterramiento de una parte de la vía que rodea como un anillo a la ciudad.
  • El plan de renovación de la M-30 y su gestión integrada, transformó la vía en una infraestructura moderna y segura, reduciendo la accidentalidad.

Culturales

  • Mejora de la capacidad de la M-30. La renovación de la M-30 incluye más conexiones con las carreteras secundarias alrededor en Madrid, reduciendo el tiempo de traslado interurbano considerablemente.

Casi 270,000 personas se han visto beneficiadas directamente por el soterramiento de Calle 30 y el Proyecto Madrid Río. La Ciudad de Madrid puede no tener un gran río, pero busca hacer del Manzanares un río tan importante como el Sena en París o el Támesis en Londres.

Problemáticas y controversias

La conexión del resto de la ciudad con el rio es escasa, pudiendo llegar a convertirse en una pieza de ámbito doméstico. Hay que tener en cuenta que la finalización de la ejecución del proyecto es reciente y ha supuesto muchos cambios rápidos en la ciudad y en los hábitos de los ciudadanos, con lo que se espera que en un futuro próximo se planteen nuevos viarios de acercamiento a nivel municipal. De momento la ciudad sigue de espaldas al río aunque no es así para los madrileños que viven cerca.

Al realizarse el proyecto sobre el soterramiento de la M30, en muchos tramos, la proximidad a las losas impide plantaciones adecuadas, encallejona el río y deja poca libertad en el diseño paisajístico de los márgenes. En algunos tramos es muy notable la diferencia entre las imágenes de proyecto todas llenas de verde y las fotos de la realidad todas llenas de hormigón, baldosas hidráulicas y granito por la sencilla razón de que no se pueden plantar. Este subsuelo que, en realidad, lo condiciona todo, tiene implicaciones también en aquellos tramos en los que el túnel impide igualar rasantes y es necesario construir verdaderos paredones que aparecen revestidos de granito.

El carril multiusos supone un verdadero caos en determinados momentos del día y zonas. Por él circulan una amalgama de ciclistas, peatones, patinadores, perros, viejecitos con y sin bastón, sillas de ruedas con y sin motor, etc., que atestiguan el éxito de lo realizado y la necesidad que había de hacerlo. Normalmente casi todo el día no hay problemas pero al atardecer y los fines de semana el recorrido puede volverse peligroso.3

Pero probablemente el mayor problema sea el de las “zonas verdes”. Aquí se incluyen tanto las dificultades propias del subsuelo, ya que los arboles no pueden alcanzar el nivel freático o no tienen la suficiente cantidad de suelo, como ciertas decisiones del proyecto tales como la elección del tipo de arbolado y su disposición. El proyecto era muy ambicioso en este sentido, pero no ha llegado a concretarse en su ejecución.

MRio en la red

El proyecto puede visualizarse y visitarse virtualmente gracias a Google Earth así como consultar  la relación de zonas verdes en Gooogle maps: https://maps.google.es/maps/ms?hl=es&ie=UTF8&t=h&msa=0&msid=109752767427032803767.0004931f22a83a8de89c0&ll=40.401863,-3.705997&spn=0.050328,0.087719&z=14

1  -AV proyectos 011  Ed. Arquitectura Viva, 2005

2 – Burgos y Garrido www.burgos-garrido.com/principal.php

3 – JOSÉ FARIÑA TOJO. Catedrático de Urbanismo y Ordenación del Territorio. Universidad Politécnica de Madrid elblogdefarina.blogspot.com.es/2010/10/madrid-y-el-manzanares.html

Bibliografía

  • AV proyectos 011  Ed. Arquitectura Viva, 2005
  • Buenas prácticas de la ciudad de Madrid. Catálogo para la promoción internacional de la ciudad. www.madrid.es
  • Burgos y Garrido www.burgos-garrido.com/principal.php
  • JOSÉ FARIÑA TOJO. Catedrático de Urbanismo y Ordenación del Territorio. Universidad Politécnica de Madrid elblogdefarina.blogspot.com.es/2010/10/madrid-y-el-manzanares.html
  • Proyecto Madrid-Río / Burgos & Garrido, Porras La Casta, Rubio A. Sala, West 8. Andrés besomi [peng! ]  www.plataformaarquitectura.cl/2011/05/27/proyecto-madrid-rio-mrio-arquitectos-asociados-y-west-8/
  • Wikipedia es.wikipedia.org

Otras webs consultadas:

Anuncios