01

INTRODUCCIÓN

El objetivo de este proyecto es el acondicionamiento bioclimático del bulevar principal de la Unidad de Ejecución 1 (UE1) del Ensanche de Vallecas en Madrid buscando compensar la falta de actividad y desde la convicción de solucionar el problema desde el primer momento. Con este fin se implantan tres árboles artificiales (‘de aire’, ‘lúdico’ y ‘mediático’) que sirven de punto de partida para un futuro espacio público acondicionado a partir de árboles naturales. Estas infraestructuras generan desde el primer día unos entornos acondicionados bioclimáticamente, con densidad de programa y capacidad para adaptarse y soportar distintos usos. En esta estrategia de partida es fundamental el manejo del presupuesto, de modo que se opta por concentrar los esfuerzos en los tres árboles artificiales, cuya ubicación es intersección de motivos urbanos, climáticos y geometrías particulares de la zona.

DESCRIPCIÓN DEL CONTEXTO

Contexto sociodemográfico

Desde mediados de los años setenta hasta la mitad de los noventa el municipio de Madrid presentaba una tendencia demográfica regresiva. Sin embargo, en los años previos al desarrollo del Eco-bulevar, durante el periodo 1996-2003, se produce una recuperación que supondría un incremento relativo de población de un 7,15% en el distrito de Villa de Vallecas, al cual pertenece el Ensanche.  Pese a que el aumento de población continuaría durante los próximos años, aquí la densidad de habitantes hoy es de 1.800 hab/km2, manteniéndose muy por debajo de la media municipal (12.600 hab/km2) y representando un total de 93.000 habitantes.

La población inmigrante adquiere cierto protagonismo en el distrito y pasaría de un 0,8% sobre el total en 1996, a un 6% en 2002 y a un 9,5% en julio de 2003. Este incremento supondría un progresivo rejuvenecimiento de la población del distrito, pues contaban con una edad media inferior que tendría una repercusión en la tasa de natalidad y el porcentaje de niños y jóvenes. En parte debido a este hecho, en 2002 la población menor de 18 años representaba un 19% de la población total del distrito, lo cual muestra una población más joven que la media de Madrid, situada en 14,91%.

Uno de los aspectos que destacan negativamente de este distrito es el nivel económico de las familias. La renta media familiar disponible el año de lanzamiento del proyecto, pese a haber aumentado en los años previos, era inferior a la media de la ciudad (9.854 € frente a 11.921 €). Además, en el año 2000 el 0,96% de los hogares solicitaría la prestación del Ingreso Mínimo de Inserción Social, muy por encima del 0,29% que representaba la media municipal. Según un estudio realizado por el Área de Servicios Sociales, en este mismo año vivían en el distrito 6.413 personas bajo el umbral de la pobreza (un 10,4% de la población), perteneciendo fundamentalmente a grupos de inmigrantes y personas sin hogar.

Estos datos económicos negativos se deberían en gran medida al paro, que afectaba principalmente a colectivos como las mujeres, los mayores de 45 años y los inmigrantes. Además, la situación económica tendría repercusiones sociales muy negativas con importantes índices de malos tratos en el hogar, analfabetismo, precariedad laboral, consumo de drogas y focos de marginalidad.

 El Ensanche de Vallecas y una actuación diferente

02

En los años 90 existía en Madrid la necesidad de incrementar la oferta de suelo residencial del Plan de 1985, lo que inició un proceso que culminaría con el desarrollo de los PAUs y la transformación de los nuevos suelos en urbanizables y en oferta de vivienda construida. El hecho de que esta actuación fuera concebida como de emergencia condicionaría el diseño urbanístico, siendo los proyectos redactados desde hipótesis morfológicas estándar y en un breve periodo de tiempo. Así, la morfología urbana de manzana cerrada isótropa será característica común de estos barrios y del planeamiento uniforme de la ciudad, volcando la vida hacia el interior de las manzanas y afectando a la calidad de los espacios urbanos.

Uno de los ámbitos de actuación más grandes de este proceso es el conocido como Ensanche de Vallecas, al sureste del municipio de Madrid, con una superficie de 736 hectáreas destinadas a la construcción de 29.000 viviendas dentro del distrito Villa de Vallecas al que pertenece. Sin embargo, el plan sufriría algunas vicisitudes antes de la aceptación del terreno como suelo urbanizable dentro del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1997. Los problemas serían fruto de las discrepancias entre el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad Autónoma, principalmente debidas a la afección de las infraestructuras, con la M-45 como principal escollo. Como consecuencia, este PAU II-5 quedaría al margen del proyecto de los PAUs y pasaría a formar parte del plan general como suelo urbanizable programado UZP 01.03.

02B

Ensanche de Vallecas

A partir de aquí, las diferencias que desmarcan esta actuación del resto no serían exclusivamente administrativas y dos hechos destacarían la operación por encima del resto. En primer lugar, la incorporación del trazado de las cañadas existentes, lo cual supuso un cambio radical por romper la trama ortogonal prevista. Así, las cañadas serían entendidas como parques lineales, lo que permite aproximar las viviendas a la trama verde y establecer recorridos urbanos diferentes de los que determinan los viarios. Además, de este modo se recuperaba un elemento del paisaje de gran importancia cultural para la zona. Por otra parte, también destacaría el estudio realizado de la secuencia de espacios libres, de la jerarquización de los viarios y del análisis de las relaciones urbanas.

En definitiva, el objetivo de la actuación sería tratar de fomentar la ciudad transitable que conserve las virtudes de los centros urbanos (compacidad, complejidad, diversidad, calidad ambiental…), que favorezca el paseo peatonal y que disuada del uso del automóvil.

Para ello y a modo de experimentación, se concibe la realización de una secuencia de espacios públicos de la trama que fomente ese concepto de ciudad dentro de la UE 1 (en el extremo noroeste del Ensanche), proyecto que se denominaría Eco-Valle y que incluiría el Eco-bulevar. Este nuevo desarrollo urbano pretendía servir de soporte para la incorporación de los nuevos valores de la sostenibilidad (paisajismo, ahorro y eficiencia energética, fuentes de energías renovables, reciclaje, etc.) a los criterios comúnmente considerados.

03 ensanche y ecovalle

Ensanche de Vallecas y ubicación del Eco-valle

Agentes

Los agentes fundamentales que participan en el proyecto serán los siguientes:

-La Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), como sociedad anónima con capital 100% municipal que desarrolla la política de vivienda del Ayuntamiento de Madrid y que cofinanciaría las dos fases del proyecto. El Ayuntamiento debería realizar un seguimiento para informar a la Comunidad de Madrid y al Gobierno Central.

-La Unión Europea, que cofinanciaría el 50% de los costes elegibles del proyecto mediante el programa LIFE 2002.

-El Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), que también cofinanciaría parte de la primera fase del proyecto.

-La Agencia de Ecología Urbana de Barcelona (BCN), también como agente que cofinancia parte de la primera fase del proyecto.

-La Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, que cofinanciaría parte de la segunda fase del proyecto.

-los vecinos del Ensanche de Vallecas y el bulevar, a quienes va dirigido finalmente el proyecto.

-los arquitectos Ecosistema Urbano, cuya propuesta ganaría el concurso para el Eco-bulevar.

DESCRIPCIÓN CRONOLÓGICA Y ESTRATEGIAS

El proyecto Eco-Valle

De este modo, en el año 2002 la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) presenta el proyecto Eco-Valle mediante el cual pretende convertir Vallecas en un modelo de urbanismo ecológico y ahorro energético. El proyecto supondría una inversión de 3.643.969 euros, de los que 2.915.690 fueron subvencionados por la Unión Europea. Referida como Estrategia Ecológica de Vallecas, esta actuación diferenciaría tres niveles de intervención:

1er nivel: Proyecto Water Spirals

El objetivo de esta primera intervención sería el de articular un sistema de estanques artificiales para depurar y reciclar aguas residuales que se utilizarían para regar el Parque de la Gavia, situado muy próximo al eco-bulevar. Además, la idea del proyecto es convertir los estanques en un elemento de ordenación urbanística. Toyo Ito & Associates Architects serían los encargados de llevar a cabo el proyecto tras resultar ganadores del concurso.

Para llevar a cabo este proyecto se contó con la subvención de 1.033.600 euros procedentes de los fondos de cohesión europeos, que representan el 80% de coste del proyecto. El 20% restante sería financiado por el Ayuntamiento de Madrid a través de la EMVS.

2º nivel: Proyecto Mediterranean Verandahways

Esta segunda intervención se proponía con el objetivo de acondicionar bioclimáticamente la secuencia principal de espacios públicos de la trama urbana de la UE1. En un principio, el planeamiento urbano para el bulevar situado en el eje principal iba a ser resuelto a partir de una solución típica de las áreas residenciales situadas en el perímetro de Madrid. El bulevar, con unas dimensiones de 550 metros de alto, 50 metros de ancho y 17 metros de altura de los edificios, se resolvía a partir de la alineación simétrica con doble carril para el tráfico rodado y aparcamientos para coches. Sin embargo, a finales de 2002 la EMVS recibiría el apoyo del programa comunitario LIFE dirigido “a la promoción del concepto de ciudad transitable que favorece el confort climático y el paseo peatonal en este nuevo barrio”. Esto significaría un importante impulso para el planeamiento de la zona y tendría como consecuencia directa la convocatoria del concurso para el diseño del Eco-bulevar de Vallecas.

3er nivel: Proyecto Sunrise

El último nivel de intervención se basa en el desarrollo de una promoción de 139 viviendas públicas. Se trata de un edificio colectivo de casas sociales en tipología de manzana cerrada con criterios de adecuación ambiental y alta eficiencia energética. Los objetivos que se persiguieron con la edificación de Sunrise pasan tanto por el cumplimiento de los criterios de máxima eficiencia ecológica, como por su promoción con sobrecoste cero en comparación con otros conjuntos de viviendas de características similares. Para hacer frente al coste de esta promoción se contó con la subvención comunitaria del Programa Marco de I+D, que con 381.550 euros cubriría el 35% del importe del proyecto. La promoción se desarrollará sobre una parcela de un total de 5.561 metros cuadrados que permitiría disponer de 13.150 metros edificables en cuatro bloques de cinco alturas más ático.

04

Niveles de intervención del proyecto Eco-valle

El concurso para el Eco-bulevar de Vallecas

En abril de 2004 se convoca el concurso de ideas con un doble objetivo: uno de carácter social que persigue la generación de actividad y otro de carácter ambiental, para el acondicionamiento climático del espacio exterior. El fin primordial es el desarrollo de un proyecto real de ordenación y acondicionamiento bioclimático de espacios urbanos como experiencia innovadora de diseño urbano sostenible.

….la búsqueda de soluciones innovadoras de diseño urbano que mejoren el confort ambiental, promuevan el intercambio social, favorezcan el paseo peatonal y disuadan del uso del automóvil, se presenta como un objetivo insoslayable…

Bases del concurso. Dirección de Proyectos de Innovación Residencial.
Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo, Madrid.

Ecosistema Urbano. Estrategias

El ganador del concurso sería el equipo formado por los arquitectos Belinda Tato, Jose Luis Vallejo y Diego García-Setién con su propuesta bajo el lema “Ecosistema Urbano”, que más tarde daría nombre a su estudio en Madrid.

05

Imagen de concurso. Ecosistema Urbano.

Pese a que la propuesta incluía el diseño de la totalidad del bulevar, tan sólo se materializarían los tres árboles artificiales que los arquitectos proponían como focos de actividad principales, así como el esquema de circulación rodada propuesto. El resto del espacio interior del bulevar se resolvería de una manera estándar sin atender a la propuesta ganadora del concurso.

Nos centramos en el proyecto materializado que, básicamente, queda articulado a partir de tres niveles de intervención:

1. La instalación de tres árboles de aire-dinamizadores sociales.

2. La densificación del arbolado de alineación existente.

3. La reducción y disposición asimétrica de las circulaciones rodadas.

Mediante este último punto, se decide superponer  un funcionamiento asimétrico a un urbanismo monótono y simétrico, respondiendo así a las condiciones naturales de soleamiento del bulevar. De este modo, se reduce la presencia del automóvil y se atempera la velocidad del tráfico, devolviendo al peatón el protagonismo en el espacio público urbano.

06

Imagen de concurso. Ecosistema Urbano

“Con la nueva organización asimétrica conseguimos una superficie más confortable para la estancia del peatón, sombreada por las tardes en verano y menos condicionada por la presencia del coche”.

Memoria del concurso. Ecosistema Urbano

Por otra parte, la estrategia de partida del proyecto sería la concentración del presupuesto. Frente a una actuación en la que éste se repartiera por igual en toda la superficie, se opta por intensificar los esfuerzos en los lugares adecuados, consiguiendo elementos de mayor densidad, más eficaces energéticamente, atractores y generadores de actividad. Como se ha comentado, la ubicación de estos elementos viene dada por la combinación de motivos urbanos, climáticos y de la geometría particular del lugar. Así, estas escenas urbanas se desmarcan como focos del bulevar.

07

Imagen de concurso. Ecosistema urbano

Para su formalización, dentro de las distintas geometrías disponibles se optaría por la del círculo: geometría óptima desde el punto de vista bioclimático por tener la mejor proporción área-perímetro, el mejor factor de forma.

“Son focos de especial importancia, funcionan como unos primeros grandes árboles artificiales, desarrollados y funcionando completamente desde el primer momento”.

Memoria del concurso. Ecosistema Urbano

La concentración de presupuesto viene de la mano de otra estrategia clave del proyecto en la que adquiere especial importancia la temporalidad. Los árboles, y la vegetación en general, son herramientas fundamentales para la generación de espacios exteriores acondicionados. Sin embargo, tienen el problema de que requieren entre 15 y 20 años antes de desarrollarse plenamente. Para solventar el problema, se decide instalar tres árboles artificiales como prótesis temporales, de modo que actúan como sustitutivo de un arbolado de gran porte, que en un futuro será capaz de regular bioclimáticamente por sí mismo el lugar, y pasado ese tiempo, los espacios contenidos por los cilindros, permanecerán como “claros en el bosque”, pudiendo ser desmontados y trasladados a otro lugar que necesite el mismo proceso de activación. Los tres árboles se distinguen como árbol de aire, árbol lúdico y árbol mediático.

08

Imagen de concurso. Ecosistema Urbano

Estrategia social

Desde el principio, los arquitectos entenderían que la sostenibilidad de este lugar estaba en gran medida condicionada también por su sostenibilidad social. Los árboles, y especialmente el árbol de aire, son los encargados de crear una atmósfera que invite y haga propicia la actividad en el espacio público. Así, podemos decir que actúan como dinamizadores sociales y activan el espacio público del bulevar. En este sentido, no sólo contienen un espacio acondicionado y útil, sino que pueden generar un entorno de actividad y confort a su alrededor. Sin embargo,  los árboles diseñados no cumplen esta misión de manera autónoma, sino que deben ir acompañados de un programa de actividades que ayude en esa búsqueda de la intensificación del espacio público urbano.

09

Imagen de concurso. Ecosistema Urbano

Por otra parte, la cualidad de estos espacios reside en crear una situación intermedia entre exterior e interior, protegidos y en condiciones de confort pero a la vez al aire libre. Como los propios arquitectos indican, “la transición del exterior al interior se realiza de forma natural, no es un edificio, un espacio cerrado. Estamos en contacto con el exterior continuamente”.  Además, el árbol de aire se adapta a la estación en la que nos encontremos para ofrecer un espacio de confort durante todo el año. En verano estos árboles funcionan hacia el exterior, se abren creando más zonas de sombra y amplían su área confinada mediante el uso de agua pulverizada. En invierno se repliegan, bajan parte de su cerramiento, aumentan el control de la zona acondicionada y funcionan hacia el interior.

10

Imagen de concurso. Ecosistema Urbano

“Las estrategias para generar actividad pueden surgir de lo cotidiano, lo común, pero presentado de una nueva manera que lo haga más atractivo. Se busca además la generación de actividad para todos los usuarios del lugar. Programas abiertos, no orientados a un único uso”.

Memoria del concurso. Ecosistema Urbano

Cada uno de los árboles pone el énfasis en una característica distinta: de aire, por sus captadores de viento en la parte superior; lúdico, por la incorporación de una pared vegetal, columpios-nido y suelo anti-caídas; mediático, por su pantalla para realizar proyecciones  y la incorporación de información atmosférica digital, siendo además este espacio el único cubierto. Sin embargo, otra cualidad fundamental de estos árboles es la flexibilidad de usos que presentan, ya que los tres espacios comparten la capacidad de adaptación a diferentes situaciones: actuaciones, mercadillo, fiestas, reuniones, juegos, retransmisiones en directo…

12

Imagen de concurso. Ecosistema urbano

Por otra parte, con el agua se sigue una estrategia que se desmarca del uso común de este elemento en el espacio urbano de nuestras ciudades. Aquí (concretamente en los árboles lúdico y mediático) el agua se presenta como un elemento acondicionador de espacios y no como un adorno. Esto provoca que el ciudadano entre en contacto directo con el agua pulverizada, siendo esta fundamental en la creación de un ambiente de confort en un lugar que alcanza temperaturas cercanas a los 40o en verano.

11

Imagen de concurso. Ecosistema urbano

Cabe decir que la propuesta original presentada a concurso era todavía más ambiciosa en cuanto a la utilización del agua a lo largo del bulevar. Según la memoria, “el agua actuará como hilo conductor del bulevar. Utilizada con una finalidad bioclimática y lúdica, de distintas maneras: en los mecanismos de evapotranspiración (micronizada), en forma de chorros, nubes vaporizadas, charcos y estanques, humedeciendo suelos, recuperada bajo tierra, reciclada para riego de plantas y árboles… Además, el agua actúa como nexo con el parque de La Gavia incluso parte del agua utilizada en el bulevar puede provenir del reciclaje realizado en este parque”. Finalmente la aportación del agua ha quedado limitada a los mecanismos de evapotranspiración (árbol de aire) y el agua pulverizada (árboles lúdico y mediático).

Estrategias medioambientales

Como ya se ha comentado, podemos encontrar criterios medioambientales y de sostenibilidad de principio a fin en todas las determinaciones del proyecto.  El 90% de los materiales empleados son reciclados, como el caucho de todos los suelos, y el funcionamiento bioclimático de la infraestructura permite que ésta funcione de manera autónoma ya que el árbol de aire produce más de lo que consume. Así, los colectores y paneles fotovoltaicos nos permiten obtener agua caliente y energía utilizados para acondicionar el espacio.

Para que esto sea posible la tecnología cumple un papel importante ya que para la climatización pasiva del árbol del aire se toman prestadas técnicas utilizadas habitualmente por la industria agrícola. El sistema está basado en el enfriamiento por evapotranspiración, aplicado frecuentemente en invernaderos y que es capaz de rebajar en torno a 10º C la temperatura ambiente, dependiendo de las condiciones de humedad y temperatura ambientales. Con esta función se incorporan las torres de frío en el árbol de aire. Esta es la explicación técnica por parte de los arquitectos sobre el funcionamiento del sistema:

“En la coronación del árbol de aire, unos captadores de viento orientables introducen aire en las torres. El caudal de aire es impulsado por un ventilador y atraviesa una nube de agua atomizada, se carga de humedad y así reduce su temperatura alrededor de 8ºC durante los primeros metros de caída. El sistema entra en funcionamiento cuando un sensor de temperatura detecta temperaturas superiores a 27ºC en su entorno”.

Resulta que el sistema es especialmente eficaz con altas temperaturas y humedades relativas bajas, condiciones muy habituales en Madrid durante el verano.

14

Torres de frío. Árbol de aire.

Otra estrategia para combatir el soleamiento es la incorporación de elementos vegetales  como plantas trepadoras de distintas especies en función de la orientación.

Por otra parte, ya se ha comentado la adaptabilidad del árbol de aire a cada época del año, creando un ambiente agradable tanto en invierno (funcionamiento introvertido) como en verano (funcionamiento extrovertido). Durante el verano, se produce el enfriamiento de aire en las torres frías y a su vez las plantas trepadoras tienen hojas y flores de modo que producen sombra y refrescan el aire. En invierno, las torres se convierten en torres de aire caliente gracias al contacto del aire con la red de conducción del aire caliente y parte del cerramiento desciende para obtener un espacio más hermético a la vez que se utiliza el agua calentada en los colectores para crear suelos radiantes. A su vez, la mayoría de las plantas trepadoras pierden sus hojas de manera que dejan pasar el sol.

VKS-secons-arboles Model (1)

Sección por torre de frío. Árbol de aire.

Estrategia cultural

La introducción de los árboles artificiales en la trama urbana redimensiona el gran espacio del bulevar y genera nuevos lugares de escala más próxima al usuario. Estos elementos conllevan un cambio en la percepción del lugar y tienen una función clara como hitos. En este sentido, el hecho de que cada árbol mantenga una estética algo particular permite diferenciarlos y que sirvan como referencia espacial a lo largo del recorrido por el bulevar.

15

Además, también durante la noche llevan a cabo su papel como referencia paisajística mediante la utilización de luces de distintos colores y disposiciones. No se trata de una luz constante y monótona, sino que una vez más se adapta a la actividad nocturna que haya a su alrededor.

Por último, la flexibilidad que caracteriza estos espacios permite la celebración de distintos tipos de eventos o actividades culturales. En este sentido, el espacio tiene un importante potencial de utilización puesto al servicio del barrio.

Estrategia económica

Como ya se ha comentado, la estrategia económica se basa principalmente en la inversión localizada mediante la concentración de presupuesto. De este modo, el skyline del gasto a lo largo del bulevar nos muestra tres picos protagonistas que se corresponden a los tres puntos de intensificación del programa. Pasamos por lo tanto de un gasto medio inferior a 60 €/m2 a lo largo del recorrido a un gasto de 400 €/m2 en los focos.

Un aspecto fundamental de los árboles es la autofinanciación de su mantenimiento. Los árboles sólo consumen lo que son capaces de producir, mediante sistemas de captación de energía solar fotovoltaica. Parte de esa energía se usa directamente para los elementos de pequeño consumo mientras que los excedentes se venden a la red eléctrica, generando un superávit en el balance anual que en general ha sido reinvertido en el mantenimiento de la propia infraestructura. Esto último es un claro ejemplo de gestión de los recursos de un proyecto en el tiempo. Mediante colectores solares obtienen agua caliente y mediante paneles solares fotovoltaicos obtienen energía eléctrica.

16

Esquema de gestión de recursos

Por otra parte, existen dos estrategias de recuperación de la inversión realizada a largo plazo. En primer lugar, se contempla la posibilidad de utilización de estas estructuras como soportes publicitarios que generarían un beneficio a partir de las empresas.  Además, el carácter autónomo de estos  elementos y su condición temporal permitirían desmontarlos y trasladarlos a otros lugares de características similares (nuevos ensanches) u otro tipo de situaciones (parques degradados, bulevares vacíos, plazas muertas…). Esto conllevaría una recuperación de parte de la inversión económica. Sin embargo, esto dependerá en gran medida de la capacidad de conservación y mantenimiento de estas estructuras.

051005-AXONOMETRICA CON LOBULOS LIMPIA Model (1)

Estructura desmontable del árbol de aire

Materialización del proyecto

La EMVS decidió dividir el proyecto completo, que abarcaba el espacio exterior de 27.500 m2, en dos fases de desarrollo.

Fase I noviembre 2004 – agosto 2005

La primera fase desarrollaría la ejecución de un primer prototipo (el árbol de aire) y una pequeña parte del tratamiento superficial de la urbanización (100 metros lineales). Esta fase sería cofinanciada por la EMVS (Ayuntamiento de Madrid) y por la Unión Europea dentro del programa LIFE-2002, que pretendía “incidir en la problemática del diseño de los espacios exteriores como zonas habitables por ser uno de los rasgos más característicos de las ciudades mediterráneas”.

El coste total de esta primera fase sería de 1.834.830 €, de los cuales 1.071.290 € financiados por la EMVS, 100.00 € proporcionados por el CIEMAT y 63.000 provenientes de BCN. El resto, 600.540 €, corresponde a la aportación de fondos europeos y representa el 50 % de los costes elegibles del proyecto.

Fase II  julio 2006 – marzo 2007

En esta segunda fase se ejecutaron los dos árboles restantes, lúdico y mediático, y el resto de la urbanización (450 metros lineales). Supondría una inversión de 2,5 millones de euros que pagó la EMVS y que únicamente contaría con una aportación de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid a través de la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica de 100.215 €.

18

ÉXITOS Y FRACASOS

Respecto a la sostenibilidad social, el proyecto cuenta con los siguientes beneficios:

-el peatón (y no el coche) es el protagonista del espacio público urbano

-creación de un espacio útil y climatizado a lo largo de todo el año que hace propicia la actividad en el espacio público

flexibilidad de usos del espacio, que tiene potencial para adaptarse a distintos programas

-utilización del agua como elemento acondicionador y no como adorno

De este modo, los árboles suponen una iniciativa para crear un espacio público habitable en el que se fomentan las relaciones entre los ciudadanos. Sin embargo, hasta el momento no se ha obtenido todo el beneficio social deseable debido en gran parte a que éste depende de complementar la presencia de los árboles con un programa de actividades y eventos que se amolden a los intereses de los vecinos, algo en lo que los arquitectos hicieron hincapié desde el principio.

“El funcionamiento se debe complementar con programas, o infraestructuras que generen actividad en estos lugares”.

Ecosistema Urbano. Memoria del concurso para el Eco-bulevar

20

La falta de previsión de esta gestión complementaria ha provocado que estos elementos no adquieran todo el interés que se les supone.

Por otra parte, el estado actual del bulevar es otro aliciente que repercute en el uso de estos árboles. Desde su construcción, han sido comunes las quejas de los vecinos por la situación en la que se encuentran los  550 metros lineales. En parte, esto ha sido debido a la escasa inversión económica realizada en el espacio intermedio que separa los árboles. Si bien en un principio se propuso un gasto moderado para estas zonas, finalmente y debido al incremento del gasto destinado a los árboles los espacios intermedios se resolvieron de una manera convencional, influyendo negativamente en la calidad del espacio del bulevar.

21

En cuanto a la sostenibilidad medioambiental, mediante las estrategias seguidas se alcanzan los siguientes beneficios:

-Acondicionamiento mediante sistema pasivo: gracias al sistema de evapotranspiración y a los elementos vegetales incorporados.

-Paneles solares: 246 m2 que producen 36.690 kilovatios anuales. Esto ha permitido autoabastecer los cilindros y vender el excedente de energía a empresas eléctricas.

-Colectores fotovoltaicos: el agua caliente es utilizada en invierno para acondicionar el espacio mediante las torres de calor y el suelo radiante.

-Regeneración y depuración de 11 toneladas anuales de gases contaminantes.

-90% de materiales reciclados: los cauchos de los suelos, el plástico del mobiliario, el acero de la estructura…

Respecto a la sostenibilidad cultural, los ‘árboles’ han supuesto una nueva iconografía en un barrio periférico que carecía de carácter. La potencia de los cilindros hace posible su función como hitos urbanos a la vez que son protagonistas en el espacio del bulevar. Una referencia para el ciudadano que además aporta una imagen característica al barrio. Por ello, los vecinos ya se refieren a ellos con nombres como “el cohete”, dato cualitativo revelador.

23

En cuanto a la sostenibilidad económica, el beneficio principal ha sido la autofinanciación del mantenimiento de los ‘árboles’ gracias a la venta del excedente de energía producida.

A largo plazo existen dos posibilidades que por el momento no han sido validadas. En primer lugar, los árboles se sitúan en puntos de gran visibilidad, lo que podría permitir que se obtengan ingresos de capital privado a partir de publicidad. Por otra parte, la condición temporal de la infraestructura  junto al fácil montaje/desmontaje de los ‘árboles’ permite que estos puedan ser trasladados a otros lugares cuando dejen de ser necesarios en el Eco-bulevar.

23b

Montaje de la estructura. Torre de frío.

En cuanto a la inversión realizada, la decisión de apostar por un proyecto altamente innovador superó las expectativas de la EMVS. La singularidad de la propuesta, la ausencia de referentes en el mercado y la dificultad de algunas labores han provocaron que se superaran los presupuestos inicialmente previstos. Como se ha comentado, estos tendría consecuencias negativas que afectaron al diseño del espacio intermedio entre los ‘árboles’. La estrategia de intensificación del presupuesto en tres puntos concretos del bulevar se radicaliza debido al exceso de gasto al que obligaron estos elementos, consumiendo el presupuesto destinado al resto de la actuación.

24

CONCLUSIÓN

En definitiva, este proyecto es ejemplar por crear un espacio útil y climatizado a lo largo de todo el año que pone las bases para que aparezca la actividad en un espacio público inactivo. La consideración del peatón como protagonista principal de la ciudad y la búsqueda de aportar espacios útiles a éste son aspectos que debemos aprender del proyecto. Además, es destacable la flexibilidad de usos de las estructuras que permiten la celebración de distintas actividades y eventos que, sin embargo, deberán ir apoyadas en la gestión de un programa que las respalde.

En cuanto a la tecnología empleada con fines medioambientales debemos tener en cuenta que, pese a los beneficios que pueden aportar, la falta de experiencias que sirvan como referencia en este campo aumenta las probabilidades de que el presupuesto se vea superado, algo que como hemos visto ocurre en el caso analizado.

Por último, es muy destacable en el proyecto el ímpetu por aportar una iconografía al espacio urbano. Los elementos que sirven como árboles son al mismo tiempo hitos urbanos que sirven como referencia en el recorrido y que significan una aportación cultural a una zona que carecía de carácter.

25

———————————————————————————————————————————————————————

FUENTES

Entrevistas

EMVS

Ecosistema urbano

Publicaciones

Diagnóstico de Sostenibilidad del distrito Villa de Vallecas, Área de Gobierno de Medio Ambiente y Servicios a la Ciudad del Ayuntamiento de Madrid. 2006.

El Ensanche de Vallecas, ¿un ensanche diferente?, Sigfrido Herráez Rodríguez. 2005.

Web

http://www.madrid.es

http://www.wikiarquitectura.com

http://www.ecosistemaurbano.com

http://www.ensanchedevallecas.com

http://www.habitat.aq.upm.es

http://www.emvs.es

http://www.wikipedia.com

http://www.paudevallecas.org

Anuncios