INTRODUCCIÓN

En 1905 Ricardo Bastida (arquitecto español) recibió el encargo de construir en el bilbaíno ensanche de Albia una nueva alhóndiga*, planteando un gran edificio industrial, funcional y avanzado.

En 1909 tuvo lugar su inauguración con la función de almacén de vinos, licores, aceites y vinagres, hasta que en 1919 sufriera un incendio que hizo que su interior quedara inservible.

Desde la década de los 70 han sido muchas las propuestas para sacar partido a un edificio singular, parte del paisaje urbano de Bilbao y del imaginario de sus ciudadanos y ciudadanas.

Fue en el año 2002 cuando se dieron los primeros pasos de un gran proyecto que pretendía transformar el edificio abandonado en un espacio multifuncional e integrador.

Philippe Starck, polifacético diseñador reconocido internacionalmente, fue el elegido para llevar a cabo este proyecto: crear un espacio urbano, humanizar la construcción y, según sus propias palabras, “convertir Alhóndiga Bilbao en un nuevo motor de la vida cotidiana de los ciudadanos y ciudadanas de Bilbao”.

Alhóndiga Bilbao abrió sus puertas el 18 de mayo de 2010, donde la ciudadanía disfruta de este espacio singular y multidisciplinar con una amplia oferta de actividades y programación para todos los públicos.

*Alhóndiga: Casa pública destinada para la compra y venta del trigo.

Alhóndiga de Bilbao (1910)

Alhóndiga de Bilbao (1910)

¿Qué es Alhóndiga Bilbao?

AlhóndigaBilbao alberga, en uno de los edificios más representativos de la ciudad, un espacio cultural, de ocio y de actividad física.

Los 43.000 metros cuadrados de AlhóndigaBilbao se levantan en el viejo almacén de vino de la ciudad. Un edificio de carácter modernista, declarado “Bien de Interés Cultural” por el Gobierno Vasco en 1999, en el que se funden pasado, presente y futuro.

Desde la Plaza Arriquibar se abre la entrada principal al recinto llegando al Atrio de las Culturas, un espacio majestuoso y abierto que facilita el encuentro y las relaciones humanas. El clasicismo exterior contrasta con el espacio interior urbano, singular, innovador y sobrio, en el cual emergen tres edificios que representan los tres ejes principales de actuación del centro: el ocio, la cultura y la actividad física.

Atrio de las culturas

Atrio de las culturas

¿Qué usos contiene este espacio para conseguir la triada ocio-cultura-actividad física?

Mediateka: enmarcando una “nueva” concepción de biblioteca. Entendida como espacio social en el que además de leer y realizar consultas bibliográficas, también se puede leer el periódico, estudiar, ver una película o la televisión, escuchar música y divertirse.

Mediateka

Mediateka

El Centro de Actividad Física (CAF): pensado para el desarrollo físico de la persona, la salud y el bienestar. En la última planta se encuentra la piscina, con una superficie cercana a los 1000 m2.

Centro de Actividad Física

Centro de Actividad Física

AlhóndigaBilbao también dispone de una Sala de Exposiciones: Esta sala está diseñada para recibir exposiciones. Sin embargo, cuando el calendario de la programación cultural del centro lo permite, en ella se realizan otras actividades como cenas de gala, recepciones, inauguraciones, campañas de lanzamiento, etc.

Salas de cine: gestionadas por los Cines Golem. Desde su cartelera, los Cines Golem además de su programación novedosa y de calidad, apoyan el cine europeo y latinoamericano. Asimismo, se proyectan ciclos de películas relacionados con la programación de AlhóndigaBilbao.

Sala Laboratorio y Medialab: Espacios polivalentes en los que pueden albergarse reuniones, jornadas, ruedas de prensa, talleres, charlas, cocktails, etc.

Auditorio: Conferencias, congresos, juntas de accionistas, proyecciones, conciertos, danza, obras de teatro. 

Auditorio

Auditorio

Sala Bastida: destinada a acoger una gran variedad de eventos como reuniones, ruedas de prensa, presentaciones, conferencias, talleres, cursos, reuniones, juntas, etc.

Sala Bastida

Sala Bastida

Espacio de encuentro (Atrio de las Culturas): situado en la entrada, es amplio y destinado a la celebración de exposiciones, muestras de productos, degustaciones, lunchs, cocktails, etc.

También hay cabida para la restauración. El responsable y jefe de cocina es Ricardo Pérez, con una creciente presencia en el panorama gastronómico vasco y nacional, quien apuesta con decisión y maestría por una cocina con personalidad propia.

Con estos espacios pretende convertirse en un centro que combine ocio-cultura-actividad física, pero ¿consigue su objetivo?

En un proyecto de esta envergadura, a veces no basta con dotarlo de todas las infraestructuras que hacen posible que adquiera el carácter que pretende, sino que también ha de conseguir ser recibido y aceptado por el público.

La Alhóndiga no sólo ha sabido escoger la variedad de usos necesarios para desarrollar la tipología de actividades al que va destinada, sino que los resultados han sido muy favorables desde el primer día en que se inauguró.

Datos Alhóndiga

 

  • Una media de 300.000 espectadores asisten cada año a las salas de cine golem Alhóndiga. En este espacio se programa cine de estreno, en versión original, independiente o de autor, y en tres dimensiones.
  • Shópa, la tienda de AlhóndigaBilbao no sólo se dedica a la venta de productos, sino que amplia su oferta comercial con cursos de manualidades, catas de vinos y una completa gama de productos relacionados con la cultura y el ocio. En 2011 aumentaron significativamente las ventas en el establecimiento, consiguiendo la cifra de 12.168 ventas, frente a las 10.706 que se realizaron en 2010.
  • El grupo yandiola ofrece en sus tres restaurantes y la terraza, una oferta gastronómica variada y adaptada a todos los gustos y bolsillos, registrando una media de 400.000 consumos anuales.
  • Más de 756.000 personas accedieron el año pasado al Centro de Actividad Física de AlhóndigaBilbao. De éstas, casi 74.000 participan en alguno de los 300 cursos mensuales que se ofertan en estas instalaciones.

Puede decirse que sí, ha conseguido su objetivo y además con éxito, pues los resultados a corto plazo presentan un buen balance económico, social y cultural.

¿POR QUÉ SE HA CONVERTIDO EN UN SERVICIO IMPORTANTE PARA LA CIUDAD?

  • Repercusión mediática / publicidad de la ciudad: La apertura del edificio ha tenido una importante repercusión internacional y ha traído a Bilbao a decenas de profesionales del mundo de la gestión cultural, la arquitectura y el diseño. Incluso estuvo presente en la Cuatrienal de Praga, el certamen de escenografía y arquitectura teatral más importante del mundo.

La AlhóndigaBilbao ha aparecido en los principales medios de comunicación nacionales y extranjeros en más de 2300 ocasiones desde su apertura en 2010. Se tiene constancia de que haya aparecido en más de 125 artículos en periódicos internacionales como Le monde, Sudouest, Frankfurter Allgemeine Zeitung o The Sunday Times. Prensa, radio, televisión han sido el altavoz del nuevo centro cultural y de ocio de Bilbao a través de un millar de reportajes. Internet también es la ventana de AlhóndigaBilbao al mundo. Su presencia en más de 150 páginas web y blogs relacionados con la cultura, el arte, la arquitectura o el turismo son reflejo del interés multidisciplinar que despierta.

  • Tracción económica : La apertura de AlhóndigaBilbao ha tenido un evidente efecto tractor en la economía local. Se han creado 307 puestos de trabajo y más de 600 empresas proveyeron de servicios a esta entidad en el año 2010. Además, el atractivo cultural y de ocio del edificio ha potenciado la actividad comercial y hostelera de la zona, gracias al flujo de personas que se acercan diariamente al centro.

Además, se ha convertido en el punto de visita obligatorio para entidades que quieren conocer de primera mano la regeneración arquitectónica y la innovación cultural que supone este hito en la ciudad. Más de 800 personas del mundo cultural, académico, político y económico visitaron AlhóndigaBilbao en 2011. 77 grupos entre los que destacan la delegación de George Washington University, los representantes del gobierno federal de Estados Unidos, tour operadores suecos, artistas chinos… entre otros. 

  •  Se ha (re)convertido en un hito de la ciudad. Al conservarse el exterior del edificio, se ha logrado preservar el valor histórico y la identidad que la Alhóndiga aporta a la ciudad.

Ahora, además, se añade la reconversión de su espacio interior, que debido a su gran interés artístico y arquitectónico potencia la atracción de la gente.

Muestra de ello es que el atrio se ha convertido en el nuevo escenario cultural de Bilbao, donde acuden todos los días entre 9.000 y 10.000 personas.

EL POR QUÉ DE SER UN CASO DE ÉXITO.

Unidad

Desde que se inaugurara la Alhóndiga en 1909, éste ha sido un edificio que siempre ha tenido una relación directa con la ciudad de Bilbao, convirtiéndose en un hito de la misma.

Así pues, 100 años más tarde, se ha querido mantener esa unión Alhóndiga-Bilbao, convirtiéndose en un elemento que integra todos sus éxitos y difusión en la ciudad, funcionando como una unidad.

La Alhóndiga se integra en la ciudad e integra la ciudad en sus propios movimientos.

No hay más que fijarse en su nombre : AlhóndigaBilbao

Innovación

La ciudad de Bilbao se caracteriza por su gran oferta cultural y social, sin embargo no contaba con un edificio de la índole de la nueva Alhóndiga, que integrara en su interior actividades de carácter tan dispar y que lograran complementarse.

Lo innovador de la idea y de su operativa de funcionamiento, hizo que fuera un gran atrayente social. A parte de utilizar un gran abanico de redes sociales, que utilizan para su difusión.

Innovación también en la gestión y en los medios de difusión.

En la Gestión porque a parte de contar con varios agentes que apoyan el proyecto (necesarios para llevar a cabo una iniciativa de tal envergadura), la Alhóndiga también se autofinancia (en un 50%) gracias al alquiler de espacios, de la organización de numerosos y variados eventos, del registro de actividades y a las ganancias de los operadores externos (restauración, cines y tienda)

Y todo esto ofreciendo al cliente los mejores precios gracias a otro elemento innovador: la tarjeta hó, una tarjeta con la que ir al cine, comprar, asistir a actividades, exposiciones, acudir a la piscina, etc… resulta mucho más económico, gracias a abonos especiales, ofertas, promociones, etc.

Tarifas y abonos especiales con tarjeta hó

Tarifas y abonos especiales con tarjeta hó

 En los Medios de difusión, ya que cuenta con un gran despliegue de redes sociales así como su propia página web, consiguiendo que más de 660.000 personas sigan su rastro por internet y haciéndose un hueco en los medios de comunicación.

El número de referencias en radios, televisiones, prensa escrita, Internet y redes sociales, tanto a nivel local (543 impactos) como estatal (93 impactos) e internacional (41 impactos), refleja la positiva gestión que la AlhóndigaBilbao ha efectuado en estos canales. A esto hay que añadir las casi 700 referencias en las agendas de estos medios, que informan puntualmente de las actividades socioculturales del entorno.

Uno de los objetivos era el de atraer a la prensa nacional y extranjera, tanto generalista como especializada, con el objetivo de extender el conocimiento del centro y aumentar el número de visitantes a AlhóndigaBilbao y por lo tanto a la ciudad.

 

¿Qué agentes intervienen en su desarrollo?

AlhóndigaBilbao cuenta con el apoyo económico de las empresas que han apostado por este proyecto cultural y de ciudad para proyectar su imagen de marca, a través de las actividades que se realizan en este centro y con las que tienen diferentes tipos de vinculación y, en muchos casos, participan directamente.

Promotor: Ayuntamiento de Bilbao

Patrono estratégico: BBK

Patronos: Conteneo, Philips, BBVA

Colaboradores: Asociación de Libreros de Vizcaya, Bilbao Musika, Cadena SER, Casa Asia, Casa de Fotografía de Moscú, Centro Ruso de Cultura y Ciencia, Círculo de Bellas Artes, Digipen, Garbiker Diputación Foral de Vizcaya. Dpto. Medio Ambiente, Eitb, El Correo, Estrategia Empresarial, Fnac, Fundación Euskaltel, Grupo Yandiola, Horipro, Idom, Infiniti, Instituto Francés, Japan Foundation, Lan Ekintza, Metro Bilbao, Microsoft, Ministerio de Cultura de

la Federación Rusa, Nintendo, Vadejuegos.com y Volkswagen Concesionarios Gran Bilbao.

Empresas y/u organizaciones, que cuentan con la Alhóndiga para el alquiler de espacios para desarrollar actividades de dicersa índole.

Y como no, los usuarios (ciudadanos bilbaínos o visitantes), que son los que posibilitan la permanencia de este edificio.

SOSTENIBILIDAD ECONÓMICA

Uno de los hitos económicos más importantes de AlhóndigaBilbao ha sido el incremento de la autofinanciación. Ha superado el objetivo del 40% hasta llegar al 50,28%. El buen nivel de ingresos y la reducción del gasto han permitido rebajar la subvención del Ayuntamiento de Bilbao al déficit de la cuenta de explotación.

Además de haber contribuido a una mejora de la economía local.

En 2010 se crearon 307 puestos de trabajo y más de 600 empresas proveyeron de servicios a esta entidad.

Así mismo, el atractivo cultural y de ocio del edificio ha potenciado la actividad comercial y hostelera de la zona, gracias al flujo de personas que se acercan diariamente al centro.

SOSTENIBILIDAD CULTURAL

Es sí es una oferta cultural pues en sus 43.000 metros cuadrados, AlhóndigaBilbao oferta al visitante muchas y diversas actividades. Desde exposicionesconciertos y conferencias, hasta talleres infantiles, clases de ajedrez.

Cuenta además con bibliotecamediatecagimnasiopiscinacinescafetería y restaurantes, entre otras zonas de expansión y divertimento.

Fue declarado ‘Bien de Interés Cultural‘ por el Gobierno Vasco en 1999, y tanto el clasicismo de su aspecto exterior, diseñado por Ricardo Bastida a comienzos del siglo XX, como su vanguardismo interior, obra reciente de Philippe Starck, llaman merecidamente la atención de locales y foráneos.

Cabe destacar el interés de la Alhóndiga por mantener viva la historia, cultura e identidad de la ciudad, ya no sólo por mantenimiento de la imagen exterior del edificio, sino por contener en su programa algunas conferencias y películas a la historia de la vieja Alhóndiga y de la ciudad de Bilbao.

AlhóndigaBilbao también ha puesto en marcha programas como la Beca AlhóndigaKomik o la Beca de Diseño, que permiten a los participantes formarse en las más prestigiosas escuelas internacionales.

SOSTENIBILIDAD SOCIAL

La repercusión social está clara, tras ver las cifras económicas y de usuarios que se han ido registrando desde su inauguración.

La AlhóndigaBilbao se creó con la pretensión de generar una gran vida social en su interior, favoreciendo las relaciones entre sus usuarios.

Y no sólo ha conseguido una gran fluencia de gente en su interior, si no que también ha dinamizado su entorno, debido a la gran cantidad de gente que se desplaza hasta el centro.

Más de 160.000 personas pasaron el año pasado por el Atrio de las Culturas, para obtener información acerca de las funciones del edificio. La Mediateka contó con más de 650.000 accesos, uniendo su éxito social al de los cines (318.405 visitas) , el restaurante (472.729 visitas) o la tienda (12.168 compras)

Unamos a esto la cuarta dimensión: internet, pues la repercusión social de la Alhóndiga es muy extensa, creando otro tipo de visitas y de interacciones sociales en el edificio.

La página web recibe cada día más de 1.800 visitas.El portal ha registrado la entrada de personas de 129 países, entre los que destacan los internautas de Francia, Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. Las redes sociales han abierto camino , congregando a más de 10.000 amigos de Facebook y más de 2.300 en Twitter. 

SOSTENIBILIDAD MEDIOAMBIENTAL

Si bien es verdad que la Alhóndiga contiene una serie de infraestructuras que suponen un gran gasto, no obstante tratan, en la medida de lo posible, disminuirlos, haciendo una mejor gestión de los recursos. (Así es como ha conseguido aumentar los ingresos y su autofinanciación).

También incluye entre sus actividades algunas que van enfocadas al cuidado del medioambiente.

Por ejemplo el que llevaron a cabo uniéndose a la “Semana Europea de la Prevención de Residuos” que se celebra entre el 19 y el 27 de noviembre, y entre cuyos objetivos ddesdtacaba la modificación de los hábitos cotidianos de consumo y producción de la población europea. Para ello hpreparaó Hondakin, un programa multidisciplinar en que mostraban las diversas formas de reutilizar basura, tanto material como inmaterial, generada por nuestra forma de vida, aportando otras visiones que favorezcan actitudes más respetuosas con el entorno.

 

 

 

Anuncios