INTRODUCCIÓN

El proyecto The circle es una rotonda situada en Normal, Illinois (EEUU), cuyo mayor éxito no es precisamente su buen funcionamiento como elemento de distribución del tráfico. En su interior, The circle genera una zona verde de 5.540 m2 de superficie con césped, arbolado, fuentes y bancos que los ciudadanos de Normal disfrutan diariamente. Sin embargo, tampoco ahí reside el especial interés de este proyecto. Si por algo destaca The circle es porque constituye en sí mismo un sistema infraestructural complejo de recogida, distribución, tratamiento y reutilización del agua pluvial de sus alrededores. La rotonda está concebida como una “microdepuradora que recoge el agua pluvial por escorrentía de las calles que en ella confluyen, la somete a un sistema de filtración y limpieza (mediante plantas macrófitas) para su posterior almacenamiento en un depósito subterráneo. Esta agua, ya limpia, se utiliza para las fuentes y el riego de las zonas verdes y arbolado tanto de la rotonda, como de los alrededores.

1

DESCRIPCIÓN DEL CONTEXTO

LOCALIZACIÓN

Normal es un pueblo ubicado en el condado de McLean en el estado estadounidense de Illinois. En el censo de 2010 tenía una población de 52.497 habitantes y una densidad poblacional de 1.100,99 hab/km2.

Normal es el más pequeño de los dos principales municipios que componen el área metropolitana de Bloomington-Normal, y el séptimo con mayor población en Illinois cuya capital es Springfield, aunque la ciudad más importante y con mayor población es Chicago.

2a

SITUACIÓN Y ENTORNO

Normal es un asentamiento típico americano, donde el Sprawl ha invadido todo el territorio y las edificaciones en altura solamente se encuentran en el centro financiero. Por tanto, la ocupación del terreno en Normal es extensiva, y se compone fundamentalmente de viviendas unifamiliares aisladas, cada uno de ellas con su pequeña parcela ajardinada. Ni siquiera en la zona centro (downtown) donde se encuentra la rotonda The circle tiene grandes edificaciones (7 alturas las más altas). Sin embargo, la localización céntrica de la rotonda hace que en su entorno más cercano se encuentren algunos de los principales equipamientos de la ciudad. A su alrededor encontramos un museo, una estación intermodal de autobús y ferrocarril, la nueva sede del ayuntamiento, un teatro, la biblioteca municipal, un hotel, una gran sucursal bancaria, un centro comercial y varias calles dedicadas a comercios de una o dos plantas. Por tanto, The circle se encuentra situada en una zona privilegiada dentro de Normal, donde se podría decir que tiene garantizado una afluencia de gente diaria debido a los equipamientos que la rodean, sumado a las viviendas cercanas de la zona.

Situación y entorno. Downtown de Normal

Situación . Downtown de Normal

3

GRUPOS DE POBLACION IMPLICADOS

La mayor parte de la población de Normal trabaja en la Universidad Estatal de Illinois, en empresas financieras de Bloomington y en la Mitsubishi Motors. Destacar que el 88% de la población es de raza blanca, el 7% afroamericana y el resto está compuesto por etnias variadas.

Se trata de una población bastante joven con una media de edad de 23 años y con predominio de mujeres (100 mujeres cada 87 hombres). El salario medio de los habitantes de Normal es de 40.379 $ (29.880 €) y el porcentaje de paro es alrededor del 7%. Por otro lado el tamaño medio de los hogares de Normal es de 2,96 personas.

PROBLEMÁTICAS SOCIALES Y CONTROVERSIAS EXISTENTES

Hay que destacar como punto positivo, que tras realizar el diseño de la rotonda, previamente a su construcción, el ayuntamiento expuso la propuesta para valorar las opiniones de los ciudadanos. No obstante, no consta que el proyecto inicial sufriera ninguna modificación a partir de las opiniones de los ciudadanos.

El mayor reto al que se enfrentaba la creación de la rotonda era al de resolver la intersección de cinco viarios que dividían un barrio en declive. Se trataba de un punto conflictivo donde los coches circulaban a grandes velocidades y en más de una ocasión hubo riesgo de atropellamiento. En este sentido, los ciudadanos de Normal si veían la necesidad de colocar una rotonda que disminuyera la velocidad de circulación y controlara el tráfico, reduciendo el riesgo para los peatones.

Además de este, el otro factor determinante para el proyecto era la necesidad de implementar las zonas verdes del barrio, ya que éstas eran prácticamente inexistentes. Así, dadas sus dimensiones, se decidió aprovechar el espacio interior de la rotonda como espacio público. En un primer momento, esta decisión causó algunas controversias entre los ciudadanos ya que muchos se mostraban escépticos sobre el valor que podría tener una isla verde sobre un mar de asfalto. Los ciudadanos eran conscientes de la falta de espacios públicos de calidad en la zona, pero dudaban que la rotonda pudiera ofrecerles lo que necesitaban. No obstante, el proyecto siguió adelante y al final el tiempo dio la razón a los diseñadores, y cambió la relación de los ciudadanos con la rotonda, que se ha convertido en un símbolo de la zona y es un punto clave de reunión, descanso y socialización.

Zonas verdes existentes antes de la intervención

Zonas verdes existentes antes de la intervención

El último aspecto, y a mi modo de ver el más interesante del proyecto The circle es su estrategia sostenible para reutilizar el agua de la lluvia como riego. En este sentido, los habitantes de Normal si se sintieron identificados con la propuesta ya que les parecía una muy buena forma de ahorrar agua, energía y dinero.

AGENTES

Los agentes que intervienen durante el proceso son los siguientes:

En primer lugar encontramos al Ayuntamiento de Normal, que es el que plantea la necesidad de la renovación del downtown de Normal como el nuevo centro neurálgico de la ciudad, donde equipamientos públicos, edificios financieros, zonas verdes y zonas comerciales se mezclen. Es por tanto el encargado de iniciar el proyecto a nivel administrativo. Además, el ayuntamiento fue el principal organismo de financiación. De la totalidad del proyecto del barrio el ayuntamiento puso aproximadamente el 80% de la inversión, unos 12 millones de dólares. El coste de la rotonda, 1,5 millones de dólares, corrió en su totalidad a cargo del ayuntamiento. No obstante, también ha sacado beneficios del proyecto ya que el valor de la propiedad y el precio del suelo en la zona se ha aumentado y la recaudación de impuestos se ha visto incrementada considerablemente. Además, la buena imagen del remodelado downtown de Normal es muy positiva para la reputación del ayuntamiento, y seguramente desemboque en la obtención de votos.

En cuanto al de la financiación, aproximadamente el 20% corrió a cargo de empresas privadas que veían intereses en el proyecto y la mejora del barrio. Algunas de estas empresas fueron el Heartland Bank y el Marriott Hotel, ambos muy beneficiados económicamente de la afluencia de personas que supondría la mejor del barrio.

Marriott Hotel y Heartland Bank

Marriott Hotel y Heartland Bank

Sin duda otro de los agentes implicados son los propios ciudadanos de Normal. Durante casi 5 años estuvieron sufriendo las consecuencias de las obras del barrio, con ruidos, camiones, polvo, etc. No obstante, una vez acabadas las obras, son los más beneficiados socialmente, ya que la construcción de equipamientos y zonas verdes como la rotonda The circle han hecho que el barrio adquiera interés para ellos.

En cuanto al proceso de diseño del proyecto del downtown de Normal, y concretamente en The circle, cabe destacar la presencia de expertos diseñadores, arquitectos, ingenieros, paisajistas, biólogos, etc. Además, la utilización de un sistema de depuración innovador y sostenible como las macrófitas, hizo necesaria la colaboración de investigadores en el campo de este tipo de nuevas tecnologías.

La ejecución de las obras, con el beneficio económico que ello conlleva, nos permite hablar de otro nuevo agente, las empresas constructoras. No hay datos sobre si fueron una o varias, y tampoco si la constructora de The circle es la misma que la del proyecto global, pero sin duda, son uno de los agentes más beneficiados económicamente.

La vida cultural de la ciudad, podría considerarse un agente involucrado en este proceso. Gracias a la remodelación del barrio y a la utilización de la rotonda como espacio público de los equipamientos culturales de la zona (biblioteca, children´s museum, teatro, etc.) ha hecho que de una manera u otra se esté fomentando el desarrollo cultural de Normal. Además, se han trasladado mercadillos tradicionales a las inmediaciones de la rotonda, y pequeños conciertos y actuaciones al interior de la misma. Estas actividades, además de poder garantizar beneficios económicos a la zona también implementan la cultura de la ciudad.

Teatro y Museo de los niños

Teatro y Museo de los niños

Otro agente que se vio implicado gracias a la construcción de The circle fue el medio ambiente, en términos globales. El proyecto ahorra una gran cantidad de litros de agua al año, con el consecuente beneficio al medio ambiente dada la escasez y los altos costes tanto energéticos como económicos de la producción de agua potable. Por otro lado, la plantación de arbolado y la creación de nuevas zonas verdes suponen un desarrollo de la flora autóctona, un aumento de la captación del CO2 y una emisión de O2 gracias a la vegetación. Por último, en las fuentes de la rotonda se han visto peces de colores y cangrejos de rio, por lo que también parece un aspecto positivo para el desarrollo de fauna.

DESCRIPCIÓN DE LAS ESTRATEGIAS

CRONOLOGÍA

El proyecto de la rotonda The circle no se trata de un proyecto aislado, sino que forma parte de un plan integral para el desarrollo del downtown de Normal iniciado en el año 2002. El proyecto para la renovación de este distrito centro fue diseñado por Farr Associates, un grupo de arquitectos-urbanistas reconocidos internacionalmente por su “green urbanism” y su apuesta por la sostenibilidad como estrategia para la revitalización económica de las ciudades. El plan consistía en la construcción de la rotonda, la estación intermodal, el nuevo museo de los niños, y otra serie de edificación con usos variados tanto públicos como privados. La zona estaba degradada y marcada por edificaciones dispersas y descolocadas, sin un sentido urbanístico concreto.

Dibujo propuesta proyecto Downtown Normal

Dibujo propuesta proyecto Downtown Normal

Uptown Normal Circle and Streetscape | Landscape Architecture Fo

En el caso concreto de la rotonda, que estaba integrada en el plan general de actuación, el proyecto se le encargó al arquitecto y paisajista Hoerr Schaudt a principios de 2008, y se tardó alrededor de 6 meses en acabarlo. Para el diseño del proyecto, el arquitecto se rodeó de un equipo de profesionales que incluían arquitectos, ingenieros civiles, ecologistas, paisajistas, así como expertos en flora autóctona, iluminación, riego y fuentes.

Estado previo y comienzo de las obras

Estado previo y comienzo de las obras

 Debido al interés del ayuntamiento por sacar cuanto antes adelante las obras de la zona, y a la disponibilidad de los fondos necesarios, la ejecución de la rotonda fue inmediatamente posterior a su diseño. Es de especial importancia este dato, ya que no fue necesaria una estrategia de construcción dividida en fases que fueran evolucionando en función de los recursos económicos, ya que éstos estaban disponibles en su totalidad desde un primer momento. Así, la construcción de The circle comenzó en 2009 y a mediados de 2010 estaba construida y en funcionamiento. Por tanto, en este caso no se puede hablar de una cronología estratégica relevante, al menos en cuanto a la ejecución de la rotonda.

Continuación obras y finalización

Continuación obras y finalización

No se puede decir lo mismo del resto de edificaciones que componían la actuación completa, ya que algunos de ellos, pese a que fueron diseñados con bastante anterioridad parece ser que se acaban de inaugurar en el año 2012. Por otro lado, algunos de los edificios contemplados en el proyecto general, que rodean a la rotonda, aún no se han construido, aunque en principio si se tiene previsión de hacerlo.

Estado actual y edificaciones pendientes de construir

Estado actual y edificaciones pendientes de construir

ESTRATEGIAS Y NIVELES DE INTERVENCIÓN

A pesar de que como ya hemos dicho, las estrategias por fases en la evolución del proyecto no existen debido a que el dinero para su construcción se disponía desde el primer momento, si que se puede hablar de que el proyecto de The circle se descompone claramente en tres estrategias o niveles de intervención diferenciados.

El primer nivel de intervención es la función y el diseño de The circle como infraestructura de ordenación y control del tráfico, es decir, su función primigenia como rotonda. No obstante, en este nivel de intervención no nos interesa ahondar más.

Funcion básica: infraestructura de tráfico

Rotonda como infraestructura de tráfico

El segundo nivel de intervención que utiliza el proyecto es la creación de un espacio público de calidad en el interior de la rotonda. Se trata de una zona verde que mezcla distintos materiales como césped y pavimento, así como fuentes, árboles y bancos. The circle constituye un espacio que permite la realización de diferentes actividades, e incluso algunas que en un principio no estaban previstas (pequeños conciertos, talleres y exposiciones en el césped central).

Rotonda como espacio público

Rotonda como espacio público

En cuanto a la goemetría, la organización de los distintos elementos que conforman este espacio público es radial, en torno al círculo central de césped. El primer anillo de césped, a mi modo de ver, no tiene una función de espacio público aprovechable para los usuarios, sino que actúa como colchón de seguridad ante el tráfico rodado. Este nivel de intervención tiene claros beneficios sociales, aunque también se podría decir que también desemboca en beneficios culturales (aparición de pequeñas actuaciones, mercadillos populares, etc) y económicos (la gente atrae a más gente, y los comercios cercanos se revitalizan).

Geometría básica por anillos

Geometría básica por anillos

El tercer nivel de intervención, es también infraestructural aunque totalmente distinto al primero. Se trata de la creación de un sistema infraestructural que permite la recolecta, distribución, tratamiento y reutilización del agua de lluvia. El agua de lluvia se recoge de las calles adyacentes a la rotonda, se trata y almacena en la propia rotonda y posteriormente se utiliza para regar sus zonas verdes, rellenar sus fuentes y regar algunos arbolados cercanos. Este nivel de intervención, tiene una componente claramente sostenible con claros beneficios medioambientales, pero también económicos ya que utiliza el agua pluvial para regar, que es mucho más barata que el agua potable.

 DE DESPERDICIO A RECURSO. INFRAESTRUCTURA SOSTENIBLE

Pero lo que nos interesa de “The circle” no es su concepción infraestructural y de ordenación del tráfico, y quizás tampoco el espacio público, con mayor o menor aceptación y éxito, que se basa en un mero diseño que también podría considerarse en mayor o menor medida acertado. Lo más interesante del proyecto es su componente medioambiental, la utilización de estrategias sostenibles que le permiten destacar por encima de otras rotondas, además de suponerle un sustento económico, que de llevarse al extremo podría suponer una autogestión económica basada en el ahorro de agua.

The circle puede considerarse como una “microdepuradora” que se abastece del agua de lluvia recogida por escorrentía de las calles cercanas, la somete a un proceso de tratamiento de limpieza, la almacena y la utiliza para regar su espacio verde y suministrar el agua a sus fuentes. Además, debido al dimensionamiento del depósito, con suficiente capacidad, también suministra la vegetación cercana de su alrededor.

Fases estratégicas de la microdepuración

El funcionamiento como “microdepuradora” de la rotonda se compone de 5 fases o niveles principales.

La primera fase consiste en la captación del agua pluvial de las calles colindantes a la rotonda. Para su ejecución, se tuvo que adaptar el sistema de alcantarillado de la zona y realizar nuevas conducciones que permitieran la recolección del agua pluvial y su posterior transporte a la rotonda. En total, la superficie que capta el agua de la lluvia son 5.292 m2.

La segunda fase del proceso, dependiente de la primera, consiste en la distribución del agua pluvial hasta la rotonda. Para esta fase no se necesitó la ayuda de bombeos ya que el agua recolectada discurría por gravedad hasta la rotonda, situada en el punto con menor cota de la zona. Por tanto, para el transporte del agua hasta la rotonda fue suficiente la instalación de conductos situados bajo las aceras.

Sistema de recogida y distribución de agua pluvial

Sistema de recogida y distribución de agua pluvial

Una vez que el agua ha llegado a la rotonda, el siguiente paso consiste en la depuración. Hay que destacar que debido a que el agua a tratar es agua pluvial el proceso de depuración no es tan exigente como si fuera agua residual, pero también necesita un proceso de purificación debido a que la lluvia arrastra consigo materia orgánica, productos químicos de los vehículos, grasas, etc. Para la depuración del agua que llega a la rotonda, se utiliza un sistema de plantas macrófitas que filtran y depuran el agua. El agua que llega a la rotonda va corriendo a través de un sistema aterrazado gracias a un conjunto de pendientes, y pasa a través de los filtros verdes que la van limpiando. La circulación del agua a través de los filtros de macrófitas se establece circularmente y de manera visual, de modo que los visitantes del parque toman conciencia del proceso a la vez que disfrutan del sonido del agua discurriendo y la vegetación de la rotonda.

Sistema de filtro de macrófitas. El agua discurre por gravedad

Sistema de filtro de macrófitas. El agua discurre por gravedad

Macrófitas jóvenes

Macrófitas jóvenes

Macrófitas adultas

Macrófitas adultas

La siguiente fase del proceso consiste en que al final del recorrido a través de las macrófitas el agua pasa por un pequeño deposito de filtrado con arena realizado en la parte de menor cota del recorrido, es decir al final del mismo, una vez que el agua ya se ha ido purificando.

La última fase del proceso de microdepuración consiste en el almacenamiento del agua depurada. Tras haberse filtrado, el agua pasa a un gran depósito subterráneo en el que hay unas pequeñas dosis de cloro, para evitar la creación de bacterias y microorganismos, donde permanece hasta que se decide darle uso. El sistema de recogida y almacenamiento bajo la rotonda está dimensionado bajo una previsión de 283.500 litros (75.000 galones) al mes. Además, es interesante destacar que el depósito que se ha utilizado para el almacenamiento del agua es un pequeño tramo de un antiguo conducto de agua de 1,5m de diámetro extraído y reciclado de las obras del proyecto global del conjunto del distrito.

Hasta aquí llega el proceso de lo que estrictamente podríamos calificar como microdepuración. Sin embargo, la estrategia medioambiental completa no acaba aquí, ya que el agua depurada almacenada en el depósito se utiliza para el riego de las zonas verdes de la rotonda y sus alrededores, así como para el abastecimiento de agua a las fuentes de la rotonda.

Sección del funcionamiento del proceso de depuración

Sección del funcionamiento del proceso de depuración

LAYERS

El proyecto de The circle se organiza claramente según una serie de capas superpuestas que responden a un uso y funciones concretas que se vinculan a cada uno de los niveles de intervención previamente comentados.

Capas de funcionamiento y uso

Capas de funcionamiento y uso

Capas de funcionamiento y uso

Capas de funcionamiento y uso

Planta de la rotonda

Planta de la rotonda

BENEFICIOS DEL PROYECTO

ECONÓMICOS

Los 5.292.000 litros al año ahorrados en agua de riego suponen un ahorro de 5.700 € al año, lo que multiplicado por los años de utilización del proyecto pueden resultar una cifra elevada.

Además, debido al éxito tanto a nivel social (espacio público) como medioambiental (microdepuración) se han realizado conferencias como parte del proyecto de la remodelación del distrito de Normal que han supuesto unas ganancias de 503.200 €

Por otro lago, gracias a la gran aceptación y el uso del espacio público de la rotonda, muchos comercios nuevos han surgido y los que ya había, se han consolidado debido a un aumento de clientes. Tanto es así, que se ha incrementado el valor del suelo de las propiedades cercanas lo que ha supuesto un incremento de la recaudación de impuestos en un 9% desde el 2010, lo que equivale a 1.125.000 € anuales más que lo recaudado en 2009. Hay que señalar que este desarrollo económico no solo se ha producido por la construcción de la rotonda, sino por todo el plan de desarrollo del distrito centro. No obstante, la rotonda como el espacio público por excelencia de este nuevo desarrollo urbano, tiene un papel fundamental como atractor social y por ende, económico.

MEDIOAMBIENTALES

La rotonda y los árboles de su entorno captan 4,89 T CO2 anuales gracias a la plantación de 103 nuevos árboles, que equivale a 28.517 km en coche.

El sistema de captación y depuración de agua ahorra 5.292.000 litros de agua de riego al año ya que la rotonda y sus árboles cercanos se riegan mediante agua recogida de la lluvia capturada mediante una superficie total de 5.292 m2. Esto supone un considerable ahorro económico pero también energético. Los costes energéticos (y por tanto las emisiones de CO2) de la producción de agua potable, son muy elevados, mientras que en The circle, el agua que se utiliza para riego es agua pluvial, que supone un coste energético nulo.

La calidad del agua depurada por el sistema de macrófitas junto con el posterior depósito de filtración y de cloración es muy elevada, con la eliminación del 91.4% de los sólidos en suspensión, el 78.5% de los fosfatos y el 63.6% del nitrógeno del agua de lluvia recogida.

Además de depurar el agua, las macrófitas captan CO2 del ambiente y desprenden O2 y vapor de agua lo que genera una efecto de vaporización muy agradable en verano que reduce la sensación de calor en la zona. Se trata además de un sistema de depuración completamente natural, sin necesidad de energía durante el proceso, ya que las plantas “funcionan” con la energía solar. Lo único que precisan las macrófitas es un mantenimiento de siega y un tratamiento fitosanitario, aunque no en unos niveles superiores a los del césped. Además, hay que señalar que el sistema de depuración con macrófitas no desprende ningún olor, debido a que los microorganismos que depuran el agua absorben los posibles malos olores.

El espacio verde de la rotonda ha supuesto la creación de 6.525 m2 de superficie permeable, contando con los árboles nuevos de la zona, lo que facilita que el agua pueda drenarse al terreno con mayor facilidad y recorrer su ciclo natural.

Se han colocado especies arbóreas autóctonas tanto en la rotonda como en las calles circundantes, en vez de especies foráneas puramente ornamentales que consumen mucha agua de riego.

Los bancos de la rotonda han sido construidos con madera calificada como “sostenible” por haberse obtenido de un bosque adecuado a ello.

Las fuentes de la rotonda, han tenido mucho mayor impacto del esperado en un primer momento. Se han llegado a colocar de manera anónima peces de colores en las fuentes, hecho que tuvo especial aceptación y fue muy disfrutado por la comunidad. También se han visto cangrejos de rio en las fuentes de macrófitas. Por tanto, podemos decir que tanto la flora como la fauna se han visto beneficiados por la construcción de la rotonda.

Además, las fuentes con agua corriendo en cascada han sido especialmente diseñadas para que el sonido del agua, distorsione y disuada la contaminación sonora del tráfico rodado de la rotonda.

Uptown Normal Circle - PROJECT SYNOPSIS.indd

SOCIALES

The circle ha supuesto la creación de una zona ajardinada en un lugar de la ciudad donde había carencia de este tipo de espacio público de reunión y socialización.

La rotonda actúa como catalizador social y fomenta las relaciones sociales ya que el parque de su interior se ha convertido en un punto de reunión muy importante en la zona. Su importancia social es tal que se considera la rotonda como el espacio anterior a la entrada de los principales equipamientos públicos cercanos como el teatro y el museo de niños.

Se trata pues de un espacio público de calidad y que ha tenido una gran acogida entre la población. Tanto es así, que se pueden encontrar una gran heterogeneidad en las edades de los usuarios desde niños hasta personas mayores. Además, algunos eventos culturales que antes se organizaban en otros lugares de la ciudad, se han trasladado a la rotonda o a sus alrededores, lo que fomenta más aún las relaciones sociales aumentando la afluencia de usuarios.

Uptown Normal Circle - PROJECT SYNOPSIS.indd

CULTURALES

La relación de The circle con los equipamientos culturales cercanos (teatro y museo de los niños) es muy intensa, tanto que en la zona verde de la rotonda se realizan pequeñas actividades al aire libre organizadas por estos equipamientos. Se han organizado talleres de malabares, pequeños teatros al aire libre, conciertos populares, exposiciones de arte, bailes, etc.

Además, dado que hay una gran intensidad de actividad cultural y social en la zona, se han trasladado eventos socio-culturales como mercadillos populares y verbenas a los bordes de la rotonda. Por tanto, podríamos decir que The circle se ha convertido en un  nuevo nodo cultural en la ciudad de Normal.

Como anécdota, cabe destacar que debido a que the circle se ha convertido en un símbolo para la ciudad, algunas parejas de recién han realizado las fotos de su boda en el parque de la rotonda.

Por último, la visualización del proceso de depuración gracias a las macrófitas, hace que los ciudadanos tomen conciencia de la necesidad de ahorro en el gasto de agua potable, un recurso muy limitado.

Surgen actividades culturales y económicas como mercadillos populares

Surgen actividades culturales y económicas como mercadillos populares

OTROS ÉXITOS Y PRINCIPALES FRACASOS

PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS

En 2011, The circle gano el premio Nacional al mejor espacio público del año por su gran éxito entre los ciudadanos de Normal, así como por sus estrategias sostenibles. Además ha obtenido otros numerosos premios por parte de la Sociedad Americana de Arquitectos y Paisajistas y se ha presentado en conferencias de asociaciones americanas de Planeamiento e Imagen Urbana. Por último, algunas revistas de arquitectura e ingeniería han publicado a The circle como modelo de infraestructura sostenible además de catalizador social.

PROBLEMATICAS Y CONTROVERSIAS

Pese a todos los beneficios y éxitos comentados anteriormente, después de dos años de funcionamiento, se han detectado y registrado los siguientes problemas:

El hecho de que el sistema de depuración y posterior reutilización del agua dependa de la cantidad de m3 de lluvia ha hecho que durante algunos periodos del año, ante la falta de lluvias, haya sido necesario suplir la carencia de agua pluvial mediante agua potable. Por lo tanto, el éxito del sistema está bastante ligado a la mayor o menor continuidad de las lluvias en la ciudad, y esto puede derivar en un déficit de agua que tiene que suplirse mediante agua potable, mucho más costosa tanto económica como medioambientalmente (gran consumo eléctrico en su elaboración).

La instalación de riego inicial se realizó mediante un sistema por goteo pero debido a su poca profundidad de instalación constantemente se tenían que elaborar tareas de mantenimiento ya que las conducciones salían de debajo de la tierra y resultaban molestas para los usuarios. En este punto, por parte del ayuntamiento se decidió sustituir el riego por goteo por aspersores, un sistema mucho menos eficiente y que además gasta más agua de la necesaria.

Las plantas macrófitas, durante los primeros años de crecimiento, son sensibles a sufrir deterioros si son manipuladas de manera incorrecta. Así, el hecho de que las macrófitas se encontraran de manera totalmente accesible a los usuarios, ha supuesto que hayan tenido que ser replantadas de nuevo ya que en un primer momento las mascotas y las visitantes tocaban las plantas y caminaban por sus lagunas deteriorando las plantas que aun no estaban completamente desarrolladas.

Pese a que se han construido bolardos de seguridad, los pasos de peatones no se habían señalizado en un primer momento. Los pasos al interior de la rotonda estaban simplemente marcados por la discontinuidad en la cadena que une los bolardos. Posteriormente, si se señalizaron pasos de cebra y se pintó una raya amarilla perimetral a la rotonda como señal para llamar la atención de los conductores.

Por último, el gran éxito del parque público del interior de la rotonda, ha traído en cambio algunas connotaciones negativas. Es el caso de los filtros de macrófitas que en ocasiones, debido a las basuras que se acumulan en las fuentes, obstruye los canales de circulación del agua e impide el correcto funcionamiento del sistema. Para evitar esto el ayuntamiento ha tenido que aumentar el servicio de limpieza y mantenimiento de la rotonda.

CONCLUSIÓN

En cuanto al contexto, hay que señalar que a pesar de las diferencias que puede haber entre EEUU y España, Normal es una ciudad relativamente pequeña (52.497 habitantes) y por tanto podría tener similitudes con el contexto en el que nos moveremos en nuestros proyectos en Alicante.

El proyecto no ha tenido un marcado carácter estratégico, de división en fases de intervención temporales que fueran implementándose. Esto se debe a que el ayuntamiento disponía del dinero necesario para la realización de la rotonda y no ha hecho falta establecer una estrategia de construcción por fases, sino que se ha hecho todo de una vez (quizás ahí encontramos la principal diferencia entre EEUU y España actualmente, en el aspecto económico). En este sentido, el proyecto carece de interés en lo que se refiere a la división por fases estratégicas justificadas a partir de los recursos obtenidos en cada fase y por tanto su sistema de gestión es muy simple y poco interesante.

Sin embargo, The circle no es una rotonda cualquiera, como las muchas que conocemos en España “adornadas” con trastos que algunos se empeñan en calificar como monumentos y totalmente en desuso, salvo por los operarios de mantenimiento de las plantas ornamentales. Por un lado, se trata de una rotonda con función social, con un espacio público aprovechable en su interior, que además, quizás dada a la influencia de los edificios del entorno, ha tenido un gran éxito. Por otro lado, la rotonda funciona como una microdepuradora que reutiliza el agua de lluvia para regar y abastecerse de agua las fuentes.

Sin duda, este último aspecto del proyecto es el más interesante y el que a mi modo de ver abre un nuevo campo para la concepción de las rotondas como una infraestructura sostenible y no sólo de ordenación del tráfico. Además, esta estrategia sostenible podría incluso llegar a financiar el propio proyecto. Si el agua que se depurara en la rotonda, fuera de suficiente como para abastecer a todas las zonas verdes y edificaciones cercanas, supondría un ahorro económico de tal envergadura, que el proyecto quedaría en un primer momento justificado tanto económica como social y medioambientalmente.

También es importante aprender de los fracasos del proyecto. Me ha llamado especialmente la atención el hecho de que se haya tenido que replantar las plantas macrófitas debido a que la gente las deterioró en un primer momento. Las plantas están demasiado accesibles a los usuarios, y por ello pueden sufrir daños cuando aún son jóvenes. Por otro lado, la dependencia de las lluvias para el abastecimiento de agua genera un déficit en épocas secas que hay que subsanar con agua potable, con lo que el sistema pierde potencia.

Por último, en el aspecto cultural, resulta interesante como en The circle se produce una “visualización del proceso de depuración”. Hasta ahora, las depuradoras de la ciudad estaban alejadas del centro, de la vista de los ciudadanos. En este caso es al contrario. Los usuarios de la rotonda, perciben que The circle es en sí mismo una microdepuradora debido a la visibilidad del proceso que otorgan las plantas macrófitas. Con esto, se está consiguiendo una mayor concienciación de la ciudadanía en el correcto uso y ahorro que debe hacerse del agua potable, un recurso muy escaso en el planeta. No existen datos acerca de la repercusión de esta visualización del proceso por ejemplo en el ahorro de agua de los ciudadanos después de tomar conciencia del proceso de depuración de agua y las carencias hídricas del planeta, aunque podemos suponer que así ha sido.

REFERENCIAS

Normal, Illinois:

http://www.wikipedia.com

The circle

http://www.pps.org

http://www.hoerrschaudt.com

http://www.planetizen.com/toppublicspaces

http://cityparksblog.org

http://publicspaces.ideascale.com

Anuncios